Videojuegos de Gran Estrategia

VN:R_U [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Artículo realizado por: Xisku

Hace dos años casi exactos  mi compañero redactor Kyrios Bromios escribió un artículo en el que comentaba el hecho de que  los videojuegos son una excelente manera de sumergirte en los temas que tratan, ya sean históricos o ficticios, y de suscitar interés sobre su contenido, llevándote incluso más allá de la propia experiencia que el juego ofrece y abriéndote puertas que antes carecían de interés (pincha aquí para leer la entrada). Como apasionado jugador que soy, puedo dar fe de ello: los videojuegos son algo más que un simple pasatiempo. Son una forma de arte multidimensional: algunos se centran más en la historia que nos cuentan, otros en el mundo visual en el que nos envuelven…  Pero una característica común a todos ellos es la combinación de los aspectos ya desarrollados en otras artes como el cine (imagen, sonido, ambientación, guión…) con la importante diferencia que supone la interacción directa del usuario en los sucesos del juego. Esta implicación personal es la que hace que nos sintamos parte de la historia, que dejemos de ser meros espectadores para entrar de lleno en el mundo que se abre ante nosotros.

Podría escribir decenas de páginas sobre videojuegos, pues existe una variedad enorme de géneros entre los que escoger.  Desde las espectaculares series con historias apasionantes como Bioshock, God Of War o Max Payne, las clásicas sagas de Nintendo como Metroid o The Legend Of Zelda (podéis leer un interesante artículo de Marta Sacri sobre el tema pinchando aquí) hasta algo tan radicalmente distinto como simuladores de navegación, de gestión de ciudades o incluso de conducción de camiones de la basura (!), la oferta es prácticamente infinita. Sin embargo, hoy voy a centrarme en unos que siguen otra línea: los videojuegos de estrategia. Evolución directa de los juegos de mesa, tanto los más roleros (siendo  el clásico Dungeons & Dragons su máximo exponente) como los bélicos, estos últimos también conocidos como “wargames”, representan hoy en día uno de los estilos más variados, especialmente en los videojuegos para ordenador.  Hay muchos subgéneros en la estrategia para PC, sin embargo este artículo trata sobre una serie muy concreta: los videojuegos llamados “de gran estrategia”  (Grand Strategy) desarrollados por el célebre estudio sueco Paradox Development Studio.

crusader_kings_2_loading_screen_by_zenarion-d50osk7

Arte conceptual de Crusader Kings II

La andadura de Paradox empieza en Suecia, en el año 1995, siguiendo la estela de la  ya desaparecida compañía Target Games, especializada en juegos de mesa. En 1999 nació Paradox Interactive, llevada por el programador líder de Paradox Development Studio Johan Andersson (el principal responsable de todos los juegos de los que hablo en este artículo)  y con Fredrik Wester como director general, editora que a partir de entonces se encargaría de la publicación de todos los juegos del estudio. En 2012, Paradox Development Studio se convirtió en una entidad separada de Paradox Interactive.

Una de las principales características de la marca es la dedicación que muestran por sus juegos, pues sus empleados están constantemente consultando las opiniones y sugerencias de los aficionados en sus densos foros, y todos los productos que sacan son constantemente mejorados y revisados para ofrecer una mejor experiencia de juego. También cabe destacar que son videojuegos con gran capacidad de modding, esto es, de ser modificados por los usuarios sin requerir, por lo general, un gran nivel de conocimientos sobre programación y de informática, lo que nos ofrece posibilidades casi infinitas, desde simples mejoras gráficas o técnicas hasta la recreación detallada y precisa de mundos alternativos como es el caso del popular mod “A Game Of Thrones” para el Crusader Kings II, que adapta a la perfección el universo de ficción del autor George RR Martin.

Los videojuegos de gran estrategia de Paradox presentan una estructura común que ha cambiado poco con el paso de los años, aunque con cada entrega se han introducido nuevos elementos que han enriquecido enormemente la jugabilidad. Explicado de forma bastante resumida, la estructura de estos juegos consta de un mapa del mundo (o de la parte de mundo descubierta dependiendo de la época en la que esté ambientado) dividido en provincias, con países que ocupan cada una de ellas. El juego se desarrolla en tiempo real, dando la posibilidad de pausar, acelerar y ralentizar el tiempo según convenga. El jugador controla todos los aspectos fundamentales del país con el que juega (o de la persona en el caso de Crusader Kings): el político, el económico y el militar, teniendo este último especial relevancia. Una de las principales bazas de estos juegos es, además, su profundidad histórica, pues nos permite empezar en cualquier año de los que abarca cada entrega, y con casi cualquier nación en las que estuviese dividido el mundo en aquel momento. Quizá la referencia más cercana en videojuegos es la serie Civilization, aunque con más capas de profundidad y sustituyendo el sistema por turnos por uno en tiempo real. Además, son juegos que  pueden ser jugados solos  o en multijugador.

Paso a continuación a  hablar de cada una de las principales series de gran estrategia por separado:

EUROPA UNIVERSALIS: Inspirada en un juego de mesa francés del mismo nombre, esta fue la serie con la que empezó todo. La más mítica, la más jugada y la que más ha dado a conocer a la empresa. La línea temporal de esta saga abarca el periodo más extenso de todos los juegos del estudio: comienza a con el ocaso de la edad media (siglo XV) y llega hasta el siglo XIX, con las grandes revoluciones europeas como últimos eventos del juego. Esto nos permite disfrutar de la historia europea desde todos los ángulos posibles. Podemos empezar como una enorme potencia destinada a conquistar el mundo o un humilde reino que lucha por su supervivencia, ya sea en el centro de Europa, en cualquier parte de Asia o en los más recónditos rincones de América. La religión, el avance tecnológico y militar, los hechos históricos puntuales y los grandes descubrimientos juegan un papel decisivo en el desarrollo de las partidas, siendo nuestra actuación la que determine principalmente el devenir de los acontecimientos. Quizá la definición más precisa del juego nos la aporta el mismo Johan Andersson: Europa Universalis se trata de “un Risk drogado” (“Risk on crack”).

Vista del mapa político de Europa en el Europa Universalis III

Vista del mapa político de Europa en el Europa Universalis IV

Su andadura comenzó en marzo del 2000, fecha en la que se publica el primer juego del estudio: Europa Universalis, que se convirtió en un éxito inesperado gracias a su interfaz simple pero minuciosamente detallada, su profundidad de juego y  su precisión histórica. Ya en su primera entrega, el juego contaba con la nada despreciable cantidad de 1500 provincias. La buena recepción de crítica y público propició que en solo un año (2001) ya se lanzara el segundo título, Europa Universalis II, que consolidó los conceptos introducidos en el primero y abrió la puerta al desarrollo de mods, algo que, como ya he mencionado antes, es una característica habitual en los juegos de Paradox. En 2007 apareció la tercera entrega,  que introdujo el motor gráfico de creación propia que el estudio utilizaría a partir de entonces (el Clausewitz Engine), y que con el tiempo fue agrandándose con cuatro expansiones (extensiones del juego original que aportan nuevos contenidos y mejoras en la jugabilidad), hasta llegar a 2013, año en que se publica el último hasta la fecha, Europa Universalis IV,  lógicamente la entrega más completa a la que se puede jugar.

Existe también un episodio lanzado en 2007, Europa Universalis: Rome, con una interfaz muy similar a la de la tercera entrega, pero centrado en la historia de la Roma republicana.

 

HEARTS OF IRON: Así como los Europa Universalis  están ambientados en la historia de los siglos XV al XIX,  en las tres entregas de Hearts of Iron podemos controlar a cualquier país del mundo durante la época de la Segunda  Guerra Mundial. El mecanismo es un poco más complejo que en los EU (y mucho más centrado en el aspecto bélico), pues tenemos que prestar atención a detalles como las líneas de suministros, la industria militar, las condiciones climáticas, los cargos militares y políticos de nuestro país, la organización del ejército, etc. Resulta especialmente emocionante la preparación y posterior ejecución de las grandes operaciones de los distintos teatros de guerra, como son la segunda guerra sino-japonesa, el desembarco en Normandía o la operación Bagration. La serie consta de tres juegos hasta la fecha, siendo Hearts of Iron III el más reciente. Paradox se encuentra actualmente trabajando en la cuarta entrega, que probablemente salga a principios de 2015.

 

VICTORIA: Los Victoria cubren un periodo muy específico, pero no por ello menos interesante: la época del colonialismo y la industrialización, y tanto el primero (2003) como el segundo (2010) van del año 1836 al 1936 (con la expansión del primero instalada). En estos títulos Paradox se centra en la economía de los países, con un mecanismo de mercado trabajadísimo, hasta el punto de que podemos hablar de un verdadero simulador económico de aquella época. El nombre, como supondréis, es debido a la célebre reina de Inglaterra.

 

CRUSADER KINGS: La incursión en el terreno de la Edad Media por parte de Paradox se llama Crusader Kings, y apareció por primera vez en 2004. Su última entrega, Crusader Kings II (2012) ha gozado de una excelente popularidad gracias al cuidado del detalle por parte del estudio y su infinita dedicación a la hora de escuchar los consejos y aportaciones de los jugadores.

La principal diferencia de esta serie es que en lugar de controlar un país concreto, controlamos a un personaje (y al morir este,  a su descendiente más cercano), con sus títulos, que pueden ir desde el condado más insignificante del Sacro Imperio Romano hasta el mismísimo emperador de Bizancio. Cada personaje tiene su árbol genealógico y también su propio carácter, y ambos factores influyen enormemente en las relaciones que mantendrán con el resto de individuos del juego. Si bien el avance tecnológico es prácticamente inexistente (tal y como ocurrió en la realidad), la religión de cada territorio pasa a un primer plano, siendo la convocatoria de una cruzada uno de los momentos álgidos del videojuego. Las intrigas, conspiraciones y asesinatos son otro de los elementos clave, y nos encontraremos frecuentemente luchando para que nuestra dinastía sobreviva al paso de los años.

2014-10-14_00001

Podemos empezar en escenarios históricos predefinidos, por ejemplo los días previos a las batallas de Stamford Bridge y de Hastings.

Para los apasionados del tema (entre los que me incluyo) con la expansión The Old Gods de la segunda parte podemos retrasar la fecha de inicio del juego hasta el año 867, permitiéndonos controlar a personajes paganos y revivir momentos históricos como las invasiones vikingas a Inglaterra o la expansión del zoroastrismo.

 

SENGOKU, MARCH OF THE EAGLES: Estos dos títulos, lanzados en 2011 y 2013, respectivamente, funcionaron como juegos de “transición” entre uno y otro de los grandes títulos de la saga. El primero presenta una jugabilidad similar a la de Crusader Kings, pero ambientado en el Japón feudal de la era del Sengoku Jidai  (el “periodo de los estados en guerra”) y el segundo nos permite tomar el control de una de las potencias europeas en el período de las guerras napoleónicas, extendiéndose entre los años 1805 y 1820, y enfocado sobre todo a la vertiente multijugador.

 

Como detalle final, me gustaría destacar el impresionante trabajo del compositor de la banda sonora de la mayoría de estos títulos, el también sueco Andreas Waldetoft, que con el tiempo ha ido adquiriendo un estatus “de culto” entre la comunidad  de paradoxianos, pues es capaz de crear piezas (o retocar algunas clásicas) adecuadas para cualquier situación histórica y para cualquier parte del mundo, metiéndonos si cabe aún más en el papel que escogemos, sea cual sea,  cuando nos apetece sumergirnos y cambiar las páginas de la Historia con alguno de estos magníficos videojuegos.

Dejo aquí el enlace de YouTube de una de mis canciones favoritas, perteneciente a la banda sonora del EU III: A Cruce Victoria

 

Referencias:

http://www.polygon.com/features/2013/8/7/4554042/paradox-interactive-history

https://www.paradoxplaza.com/paradox-development-studio

http://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Creator/ParadoxInteractive?from=Main.ParadoxInteractive

 

Las capturas de pantalla están tomadas por mi.

Videojuegos de Gran Estrategia, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Escribe una critica