Una cerveza con Tolkien: Los Primeros Nacidos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Elfos, Primeros Nacidos, hijos de Eru, Quendi… Numerosas acepciones para referirnos a la primera raza creada, la primera que surgió en el mundo de Arda (que no la Tierra Media). Tras la canción de Ilúvatar, aparecieron por primera vez en Cuiviénen y al poco tiempo empezaron a emigrar para juntarse con los dioses, o al menos la mayor parte. Y es que al ser los Primeros Nacidos eran los deseados, los que eran más adorados por los dioses. Es por ello que se les dotó de una gran inteligencia y de la inmortalidad. Todas las primeras historias de este mundo tienen a ellos como protagonistas, abarcando toda la Primera Edad. Es cierto que a posteriori los humanos aparecen,  pero el protagonismo sigue estando ahí.

Como podríamos hablar de los elfos durante siglos, ya que se han dedicado libros enteros a ellos, voy a hacer un breve resumen de su historia al comienzo del mundo y luego las divisiones que encontramos entre ellos. Los elfos  son criaturas altas y esbeltas, con una gran sabiduría y con un importante contacto con la naturaleza.  Son muy bellos y la raza más hábil de todo el mundo de Arda, además de tener otras cualidades físicas como su salud o su muy buena visión. Pero como ya se ha dicho anteriormente, lo más excepcional es su inmortalidad. Cuando envejecen deciden viajar a Aman, la tierra de los dioses, donde permanecerán para siempre. Si mueren, ya sea por alguna batalla o en alguna otra excepción, también tienen la opción de ir a las estancias de Mandos y quedarse en Aman para siempre. Aunque fueron la Primera raza creada por los dioses, no estuvieron solos todo el tiempo. Melkor raptó a alguno de ellos, y se cree que de ellos se crearon las razas de los orcos. Por lo tanto, esta raza tan desagradable ya convivía con ellos desde tiempos inmemoriales, y las luchas fueron continuas.

Pese a que la raza había sido creada por los dioses, desconocían que habían nacido ya (a excepción de Melkor, claro). Fue durante un viaje de Oromë que se topó con algunos de ellos, y les instó a que le siguieran hasta las tierras de Valinor, donde habitarían junto con todos los dioses. Los elfos estaban divididas en tres familias diferentes, Minyar, Tatyar y Nelyar.

Es a partir de aquí cuando empiezan las divisiones de los elfos, y tras ello, la historia del Silmarillion:

Los Avari: Fueron los que desde el principio decidieron quedarse. Eran parte Tatyar y parte Nelyar.

Los Eldar: Fueron los que decidieron seguir a Oromë. Este término normalmente se usa para hablar de todos los elfos, incluyendo en muchas ocasiones a los Avari.

  • Vanyar: El clan Minyar, dirigido por Ingwë. Eran los que tenían más relación con los dioses, y los más hermosos (etimología de su nombre). Son además el primer clan que se formó, y permanecieron durante prácticamente toda la historia junto a los dioses.
  • Noldor: El clan Tatyar, los queridos de Aulë. Fueron dirigidos por Finwë. Es el clan más conocido, porque todas las

    Feanor,uno de los más importantes Noldor

    historias de la Primera Edad están protagonizadas por ellos. Después de estar en Valinor, decidideron volver a Beleriand y a la Tierra Media.

  • Teleri: El clan Nelyar, dirigidos por  Elwë y Olwë. El grupo más numeroso y el que se quedó atrás.
    • Nandor: También llamados elfos silvanos. Decidieron quedarse en las Montañas Nubladas y alrededores justo antes de marchar, dirigidos por Lenwë. Algunos Nandor decidieron continuar a posteriori, y se establecieron en Ossiriand y se les conoció como Laquiendi.
    • Eglath/Sindar: Mientras estaban viajando hacia Beleriand, perdieron a Elwë, que se había enamorado de la maia Melian. Este grupo de Teleri se quedó buscándole y tras encontrarle se establecieron en Doriath.
    • Falathrim: De los que siguieron a Olwë hacia su viaje, un pequeño grupo decidió quedarse en las costas de Beleriand, apoyados por el dios Ossë. Su señor es Círdan.
    • Falmari: El grupo que finalmente llegó a Valinor, guiados por Olwë.

Ya para terminar, tenemos la división entre Calaquendi, aquellos que decidieron morar junto a los dioses (también conocidos como Amanyar o Tareldar), y Moriquendi/Úmanyar, los que no viajaron.

Árbol de las razas élficas

Escritor/Editor/Redactor: Barbara_Tinuviel

Escribe una critica