Un auténtico guerrero

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

Por: Hyacintho Sol

Un auténtico guerrero

Historia que se funde con leyenda.

La desventura de un rapsoda guerrero.

¡Diez inviernos atestiguan mis palabras!

Cuando la nostalgia es musa,

la fantasía embalsama la tragedia.

¿Un homenaje apropiado?

***

¡Despierta hijo de Sogndal, gallardo escaldo!

La mañana es tuya; la tarde, tu destino.

El rocío invernal sacude los bosques.

Y una intranquila madrugada previene,

justo cuando el sinuoso camino invita.

El hartazgo de una prolongada soledad,

despide al lobo de su madriguera.

Pero aquel sendero;

esa mirada del cuervo;

el sollozo del viento;

la quietud del profundo Sognefjord.

Algo querían decir.

¡Escucha, escucha!

No hay duda, conoce bien la tierra que le vio nacer.

Contra la marea de un viento espectral.

Contra la penumbra de mörsugur.

Con paso firme emprende su camino,

escoltado por efímeras huellas en la nieve,

por un cielo sin sol y sin estrellas.

La inquietud se asoma de pronto,

como una ardilla entre las ramas.

El horizonte se diluye en un níveo infranqueable.

Aguarda un peligro envuelto en la ventisca.

Es el despertar de un Antiguo,

oriundo de la Brumosa Estancia.

Uno de los otrora temidos…

Hrímþursar.

Espantoso se presentó ante el guerrero.

¡Éstos son mis dominios!

Reclamó la imponente bestia.

Pero el bravo lobo no se amedrentó.

¡Mi destino, Fagereggi,

allí aguardan los míos;

sal de mi camino!

Exclamó.

¡En un sepulcro de hielo reposarás!

Advirtió el monstruo.

Y blandiendo su helada furia embistió.

Pero un haz atajó aquella ventisca,

y un bramido se escuchó en el Valle de Sogndal.

¡He aquí Flusi, hoja forjada en Bjedla, segadora de gigantes!

Proclamó el guerrero; quien, espada en ristre,

se lanzó contra la sorprendida bestia.

Siempre audaz, dio varias estocadas.

Pero la terrible ráfaga se desliza como una serpiente entre las rocas.

¡Es imparable!

Sin cortar, apuñala.

Sin arder, quema.

Sin veneno, emponzoña.

Destroza la voluntad de cualquier hombre.

¿Acaso los dioses vencieron Al-Más-Grande-Invierno?

Un hado, un destino, una muerte inevitable.

La tristeza abruma a todo Sóknardalr.

Una apacible nevada ahora llora al héroe caído,

sepultándolo en la inmortalidad.

Conmovida Guðr, se lanzó a la caza de un guerrero más.

¡La tierra a la que has cantado, terminó reclamando tu vida!

Se pronunció así ante el túmulo invernal.

La trágica ironía es la espada del destino.

¡Arntor espera tu arribo, amigo mío!

El aroma de la primavera delata un nuevo amanecer.

El forraje invernal muere con el canto de Baldr.

¡Allí, cruzando Fimreite!

Cabalga la diva junto al nuevo comensal de la antigua casa de Valföðr.

«Sakne e endelaust»

***

Hyacintho Sol

En tributo a Terje «Valfar» Bakken, tras diez años de su trágica muerte.

Martes 14 de enero de 2014.

Un auténtico guerrero, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Una critica en “Un auténtico guerrero”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    ¡EXCELNETE,SIMPLEMENTE EXCELENTE!

Escribe una critica