Una mítica saga: The Legend of Zelda

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

The Legend of Zelda logo

El verano conlleva, en muchos casos, a las vacaciones, y, también, a esas célebres tardes en las que uno no sabe cómo entretenerse. Por esto mismo, el día de hoy dedico mi post a una saga de videojuegos que han divertido a pequeños y mayores durante más de veinticinco años; y, aún siendo muy conocida, seguramente alguno de nuestros lectores no haya jugado nunca. En efecto, hablo de The Legend of Zelda.

La saga nace en 1985 de la mano de Tezuka y Miyamoto, ambos creadores de juegos como las sagas de Mario Bros. o Star Fox,  y la compañía Nintendo. A lo largo de los años, la saga ha ido creciendo en admiradores, llegando a vender más de 65 millones de copias en todo el mundo. Bajo este título se encuentran dieciséis videojuegos: The Legend of Zelda (1986), The Adventure of Link 1987), A Link to the past (1991), Link’s Awakening (1993), Ocarina of Time (1998), Majora’s Mask (2ooo), Oracle of Seasons, Oracle of Ages (2001), Four Swords (2002), The Wind Waker (2003), Four Swords Adventures, The Minish Cap (2004), Twilight Princess (2006), Phantom Hourglass (2007), Spirit Tracks (2009) y, por último, Skyward Sword (2011), para diferentes consolas de la marca Nintendo. A pesar de que cada juego tiene multitud de elementos diferentes, en ellos se hallan otros  característicos de la saga.

En primer lugar, los protagonistas. Link será el personaje con el que nos manejaremos por los distintos mundos, indistintamente del juego. El Héroe del Tiempo proviene de Hyrule, una región ficticia que aparecerá como escenario principal en Ocarina of Time. Posee la cualidad de manejar distintos objetos: escudos, espadas, arcos con flechas, bombas, etc. Es rubio, con orejas de duende y de estatura media, aunque esta última característica cambia dependiendo del juego y la edad que tenga en él. Su atuendo es típico de todos los videojuegos: una túnica verde y un gorro largo del mismo color.

Link (Twilight Princess)

Usualmente nuestro héroe tendrá que salvar a la Princesa Zelda, o a alguno de sus alter egos: Sheik o Tetra. Perteneciente a la familia real de Hyrule, es un ser que derrocha bondad y sabiduría. En contraposición se encuentra el malo malísimo de casi todos los videojuegos: Ganondorf. El autodenominado rey de la oscuridad, proviene de la tribu  amazónica de los gerudos, delincuentes habitantes del desierto. Es probable que la raza esté basada en una mezcla entre los distintos pueblos mediterráneos, sobretodo de los turcos. Su principal objetivo es convertirse en el dueño del mundo a través de la adquisición de la Trifuerza, símbolo del equilibrio entre las tres grandes fuerzas de las diosas.

Para derrotar a los diferentes enemigos, Link contará con la ayuda de un personaje secundario. Míticas son las hadas Navi y Taya, acompañantes del protagonista en Ocarina of Time y Majora’s Mask, respectivamente. En The Minish Cap, estas serán sustituidas por un gorro con forma de pájaro algo quejica y, en Twilight Princess por Midna, un extraño ser originario del Reino de las Sombras, que esconde una verdad algo chocante.

Ilustración del Twilight Princess. ;Midna está montada en Link, que ha sido convertido en lobo.

Ilustración del Twilight Princess. Midna está montada en Link, que ha sido convertido en lobo.

En las diferentes regiones de los juegos nuestro héroe se topará con personajes de múltiples razas: hadas; espíritus; dekus, criaturas con forma de planta; zora, humanoides acuáticos… El mundo de The Legend of Zelda es inmenso. Ya que me es imposible extenderme mucho con este artículo, ahora os recomendaré, simplemente, los que son, en mi opinión, los tres mejores juegos de la saga:

Ocarina of Time (1998)

Categorizado en infinitas ocasiones como uno de los mejores videojuegos de la historia, la trama gira en torno a la aventura de Link, que tendrá que atravesar mazmorras y calabozos llenos de monstruos y otros seres, para detener a Ganondorf y sus ansias de dominar Hyrule. La música juega un papel predominante en el juego, ya que el protagonista debe tocar un repertorio de canciones con la ocarina (para saber más de este instrumento pincha aquí), que le permitirán retroceder o avanzar ocho años en el tiempo o transportarse a determinadas regiones. Quizá el mejor juego de toda la saga, o al menos el más característico, donde se observan casi todos los personajes y razas, así como unas posibilidades de juego inmensas.

Saria, amiga de Link, le entrega su primera ocarina.

Saria, amiga de Link, le entrega su primera ocarina.

 

Majora’s Mask (2000)

La saga continúa siguiendo una línea cronológica. Una vez finalizada la amenaza de Ganondorf, Link abandona Hyrule para explorar nuevas tierras. En el camino tiene la mala suerte de toparse con Skull Kid, un crío que ha robado una increíble máscara con poderes mágicos. Majora, la máscara, ha desatado una terrible maldición en Termina, la región donde se encuentra el héroe, que sólo tiene tres días para evitar la catástrofe, si no lo consigue, la luna caerá sobre ellos, matándolos a todos. En este juego el héroe tendrá que viajar multitud de veces a través del tiempo, y esto, en ocasiones, puede llegar a ser un poco agobiante. Para contrarrestar el efecto de la maldición, Link coleccionará máscaras, cada una con una virtud diferente, además de tener que eliminar monstruos de las mazmorras, por supuesto.

Link es convertido en Deku por Majora.

Link es convertido en Deku por Majora.

La cantidad de problemas que traerá esta máscara...

La cantidad de problemas que traerá esta máscara…

 

Twilight Princess (2006)

Con una estética algo más adulta nos encontramos este videojuego, el primero para la consola Wii. En él, Link, un tranquilo granjero, se ve envuelto en la lucha encarnizada entre el bien y el mal, otra vez. Zant, el Rey del Crepúsculo, está intentando fusionar Hyrule con el Mundo de las Sombras. Con la ayuda de Midna, un extraño ser del mundo crepuscular, y, en ocasiones, convertido en lobo, nuestro héroe tendrá que recorrer numerosas regiones y enfrentarse a terribles enemigos para conseguir detener a las fuerzas de la oscuridad.

En Twilight Princess os puedo asegurar que hay bichos muy feos.

En Twilight Princess os puedo asegurar que hay bichos muy feos.

Acertijos, piratas, seres fantásticos, combates cuerpo a cuerpo y a caballo, grandes gráficos, infinitas posibilidades de juego, interesantes historias y una gran banda sonora, son algunos de los factores que han impulsado a millones de personas en todo el mundo a hacerse fans de la saga. ¿A qué estás esperando tú entonces?

Escritor/Editor/Redactor: Marta Sacri

Una critica en “Una mítica saga: The Legend of Zelda”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    ¡Gran artículo, Marta! Algunos spoilercetes, pero a estas alturas de la vida a muchos nos dará igual xDD

    Un saludo 😀

Escribe una critica