Szomorú Vasárnap, la canción húngara del suicidio.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Por: Marta Sacri (2011)

Dadle al play y leed con atención. Szómorú Vasárnap, más conocida como la canción húngara del suicidio, fue compuesta en 1933 por el pianista y compositor Rezso Seress, el cual se suicidó años más tarde. Durante los años posteriores a su fecha de lanzamiento, la canción obtuvo muy mala fama, siendo tachada de «terrible» y «endemoniada», ya que, según la prensa, numerosos suicidios se dieron en Hungría y América a raíz de esta canción. Es más, hasta la BBC prohibió durante muchos años su interpretación. A todo esto hay que añadir el detalle que he mencionado antes, su compositor, Rezso Seress, falló en su intento de suicidio tras tirarse de la ventana de un alto edificio, y, después, en el hospital, consiguió acabar con su vida finalmente ahorcándose con un cable.

Rezso Seress, el compositor de la melodía suicida.

Rezso Seress, el compositor de la melodía suicida.

La vida del pianista no fue fácil. Proveniente de una familia judía establecida en Hungría, Seress fue llevado a un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Su familia murió allí, pero él consiguió sobrevivir y comenzó a trabajar en el teatro y en el circo como trapecista. Tras ser despedido por un desagradable altercado, Seress se centró en la composición. Su alma chovinista fue la principal razón que le impulsó a quedarse en su país y no viajar a Estados Unidos, el país de las oportunidades, a probar suerte con su música. En su lugar, se quedó y trabajó durante años en el restaurante Kispipa, que se encontraba en un barrio de mala muerte, y su clientela solía ser de clase baja: judíos, bohemios, músicos y prostitutas. Al empezar a cobrar fama, Seress entró en una profunda depresión que le llevaría al suicidio.

Compuso su famosa canción a principios de los años treinta, una década marcada por la Gran Depresión y el auge de los regímenes totalitarios. La melancólica letra denunciaba la creciente influencia fascista en Hungría, las injusticias del hombre y también era una plegaria a Dios para que fuera misericordioso con el mundo moderno y la maldad humana que Seress pensaba que había en aquella época. No empezó a ser reconocida hasta que el poeta László Jávor, amigo del compositor, reescribiera la letra inspirado en la reciente ruptura con su novia. La tradujo al inglés y cambió el sentido de la letra, ahora basada en la idea de la pérdida de la persona amada. Esta es la versión más conocida. Sin embargo, Szomorú Vasárnap se dio a conocer cuando la cantante de jazz Billie Holiday la versionó en los años cuarenta convirtiéndola en un éxito. La letra, en inglés, era a su vez una versión del cantante judío Sam M. Lewis. Rápidamente se sucedieron una gran serie de versiones en múltiples idiomas: ruso, francés, japonés… Se convirtió en una canción muy popular y su mala fama se acrecentó debido a la falsa publicidad que le daban los medios, que la categorizaban como «la canción del suicidio» debido a la multitud de suicidios en años posteriores provocados, presuntamente, por esta canción. Nunca fue demostrado.

Melodía maldita o no, esta es una de mis piezas musicales favoritas, y, a pesar de escucharla casi a diario, todavía no he tenido ganas de suicidarme. Habrá que esperar a que esto haga efecto. Recomiendo que si todavía no la habéis escuchado, lo hagáis ya. Os dejo debajo la supuesta versión original y  la letra traducida al español, la versión de Jávor:

Gloomy Sunday

Gloomy Sunday with a hundred white flowers

I was waiting for you my dearest with a prayer

A Sunday morning, chasing after my dreams

The carriage of my sorrow returned to me without you

It is since then that my Sundays have been forever sad

Tears my only drink, the sorrow my bread…
Gloomy Sunday

This last Sunday, my darling please come to me

There’ll be a priest, a coffin, a catafalque and a winding-sheet

There’ll be flowers for you, flowers and a coffin

Under the blossoming trees it will be my last journey

My eyes will be open, so that I could see you for a last time

Don’t be afraid of my eyes, I’m blessing you even in my death…

The last Sunday»

Domingo sombrío

Domingo sombrío con cien flores blancas,

Yo estaba esperando por ti, mi más querida, con una plegaria

Un domingo por la mañana, cazando tras mis sueños.

El carruaje de mi dolor volvió a mí sin tí

Es desde entonces que mis domingos han sido siempre tristes,

Las lágrimas mi única bebida, el dolor mi pan…

Domingo sombrío

Este último domingo, mi amor por favor ven a mí,

Habrá un sacerdote, un féretro, un catafalco y una sábana,

Habrá flores para ti, flores y un ataúd.

Bajo los florecidos árboles haré mi último viaje,

Mis ojos estarán abiertos para poder verte una última vez.

No tengas miedo de mis ojos, te estoy bendiciendo incluso en mi muerte…

4 criticas en “Szomorú Vasárnap, la canción húngara del suicidio.”

  1. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Marta, tienes una cantidad de conocimientos sobre música que me acojona jajajajaja. Flipé bastante con el himno a Nikkal

  2. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    JAJAJAJA bueno bueno…tampoco te pases. Habló el experto vikingo.

  3. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    jajajaja

  4. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Interesantísima historia, Diamanda Galás hizo su versión de la canción del suicidio: http://www.youtube.com/watch?v=KzWVWY5QUzg

Escribe una critica