Manual de armas de asedio: El Ariete

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)

Manual de armas de asedio: El Ariete

Réplica de un ariete medieval clásico.

Un ariete es un arma de asedio originada en épocas antiguas, usada para romper las puertas o las  fortificadas. En su forma más simple, un ariete es tan solo un tronco grande y pesado, cargado por varias personas e impulsado con fuerza contra un obstáculo, el ímpetu del ariete es suficiente para dañar el objetivo. Normalmente la cabeza de un carnero aprovechando su cornamenta enroscada en forma de círculo todo ello sujeto a un tronco.

Tipos

En los diseños más sofisticados, los arietes eran impulsados con una honda (arma), y soportados con cuerdas o con cadenas dentro de un marco rodante, de modo que podían ser mucho más grandes y también se podían pivotar más fácilmente en contra de su blanco. En algunas ocasiones, la punta del ariete sería reforzada con una cabeza de metal y las partes vulnerables del ariete se reforzaban con bandas metálicas. Muchos arietes también contaban con cubiertas protectoras y paredes laterales reforzadas con cuero u otros materiales para prevenir que el ariete fuese atacado con fuego.

  • Propulsión mediante cuerdas: Los grandes arietes necesitaban mucha fuerza para ser desplazados, por cuya razón se tendían a colocar ruedas en ambos lados, y mediante cuerdas eran empujados por ganado o en los peores casos, por personas, en la gran mayoría soldados de rango bajo o presos.
  • Sobre raíles: Muchas veces, cuando las técnicas de los atacantes poseedores de los arietes eran avanzadas, usaban listones de madera de grandes dimensiones en forma de U, para, colocando las ruedas del ariete sobre ellas, desplazarlo con más facilidad, y mediante topes fijarlo y así conseguir hacerlo aún más destructivo, siendo eso posible.

Los arietes en la novela de Tolkien: La Bestia Grond

Grond en un fotograma de El Señor de los Anillos (la película).

Al igual que la gran maza de Morgoth, creo que no hará falta que dé más información sobre este personaje, Tolkien llama a la maza del poderoso señor oscuro Grond en El Silmarillion, cuya arma utiliza en su combate contra Fingolfin.

En El Señor de los Anillos, aparece un arma de asedio también con el mismo nombre, se describe como un ariete de más de cien pies de altura, empujada por orcos y trolls, para tratar de destruir los muros y puertas de Minas Tirith, en “El Retorno del Rey”.

Dicho ariete posee como cabeza de honda una cabeza de lobo enfurecido que lanza fuego por la boca, forjado en el más negro de los aceros. Además dicho ariete no podía ser destruido así como así, pues lo recubría magia negra del mismísimo Morgoth cosa que la convertía en ignífuga. Por cuya razón se le otorgó el nombre de Grond, en honor al señor oscuro.

El ejército al servicio de Sauron utilizó a Grond en el asedio de Minas Tirith contra las puertas de la ciudad, durante la batalla de los Campos del Pelennor que se disputó al final de la Guerra del Anillo. Se dice que dicho arma era empujada por grandes bestias, probablemente olifantes, ya que eran lo suficiente fuertes como para mover dicha bestia de madera y acero.

Grond solo necesitó tres golpes para derribar las puertas de Minas Tirith, y al tercero un estruendo seguido de rayos y mágia, hizo que las puertas volasen por los aires, permitiendo al ejercito de Saurom irrumpir en la ciudadela, pero esa es otra historia, que algún día puede que os cuente…

Luigiht, 28 de Abril de 2012 Cuarta Edad del Sol.

Manual de armas de asedio: El Ariete, 1.0 out of 5 based on 1 rating

Escribe una critica