Luxtos – Eluveitie [Análisis]

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La tercera track del último álbum de Eluveitie, nos deja boquiabiertos con una melodía muy folklórica y pegadiza, siendo esta una de las mejores canciones del disco; al menos, en mi opinión. Por ello, me dispongo a relataros todo lo que hay que saber sobre Luxtos, para que en un futuro, esperemos que no muy lejano, dejéis de piedra a Anna Murphy, o a quien sea, con vuestros conocimientos del galo.

Es obligatorio hacer una especial mención a la música. La melodía principal es tremendamente pegadiza, como bien he dicho antes, y el solo de whistle impresionante. Sin embargo y muy a mi pesar, esta canción no ha sido compuesta por ninguno de los miembros de Eluveitie. Como en muchas otras ocasiones, los suizos «han tomado prestada» una canción típica francesa, transformándola y dándola su toque particular. En realidad, es de origen borgoñés, y su título original es: «J’ai vu le loup, le renard, le lièvre» (Yo he visto el lobo, el zorro, la liebre), aunque su versión bretona la apoda «La Jument de Michao» (La yegua de Michao). Se dice que es una parodia pagana de la conocidísima Dies Irae, himno medieval escrito en latín. A lo largo de los años, ese sentido burlesco y pagano se ha ido perdiendo, y ha acabado evolucionando en una canción tradicional infantil. Sea como sea, existen infinitas versiones a lo largo de toda Francia y es complicado pararse en todas; por tanto, os dejo una de las que más me gustan, interpretada por Nolwenn Leroy, una reconocidísima cantante francesa:

Simplemente con la traducción podríamos captar el mensaje de esta versión. Resaltando ideales patrióticos, punto fuerte de la banda, resucitan al pueblo que les da nombre: los helvecios, una tribu celta que ocupaba la actual Suiza, entre otros territorios, y que fue aplastada por las legiones romanas. Los supervivientes fueron esclavizados. A pesar de no poder compararse con los romanos en número, les dieron grandes quebraderos de cabeza durante la Guerra de las Galias y lucharon hasta el final por aquella libertad que les fue de golpe arrebatada.

Luxtos
 
A la salida de un nuevo amanecer
se levantan los hijos del sol,
para habitar un reino
augustamente coronado en una inmensa roca
 
Todos los lagos son santuarios
como nemetons* encubiertos.
Todos los bosques están consagrados,
bendecidas las arboledas de una tribu invicta.
 
Somos fuertes y somos ricos,
Y con mucho gusto lo somos.
 
Somos fuertes y somos ricos.
Somos libres, eso es lo que somos.
 
Lo sabemos y nos encanta saberlo.
Somos libres e indómitos.
Somos fuertes y somos ricos.
Somos libres, eso es lo que somos.
 
Una tribu real y sublime
Se alzó en su época dorada,
En una próspera era,
La edad del reinado primordial.
 
Una orda de indomables,
Una armada invisible,
Un elegante y audaz huésped,
De las aventuradas sobras.
 

*Nemeton: Santuario donde los celtas practicaban el culto a las divinidades, dirigidos por druidas.

Traducción: Marta Sacri

Escritor/Editor/Redactor: Marta Sacri

 

Una critica en “Luxtos – Eluveitie [Análisis]”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    GRACIAS!!!! 🙂

Escribe una critica