Los Milesianos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Hoy os traigo una leyenda de origen irlandés, pero que todo tiene que ver con las antiguas leyendas celtas de nuestro país, y  de puente entre ambas culturas.

Cuenta el Leabhar Ghabhála Érenn, que traducido es “El Libro de las Invasiones” que existió una antigua tribu procedente de Galicia, los Milesianos, hijos de Míl Espáine (Miles Hispaniae en latín). Este ancestro mitológico, Míl, sirvió como guerrero en Escitia (zona comprendida por el Danubio y el Mar Negro) y en Egipto, y tiempo después, viajó a la Península Ibérica, antes de recordar una vieja profecía que decía que sus descendientes serían los gobernadores de una tierra que por entonces no se conocía. Míl, que evidentemente no viajaba solo, estableció su comunidad en La Coruña, que en aquel tiempo fue llamada Brigantia por Breogán, famoso rey celta de esta ciudad. Tiempo después, Breogán construyó una torre en las costas de Galicia; la cual se cree que estaba construida donde actualmente se encuentra la Torre de Hércules, de origen romano. Los hijos de Breogán, Ith y Bile, subieron a dicha torre, desde la cual divisaron una lejana orilla.

La actual Torre de Hércules y la estatua dedicada a Breogán, en La Coruña.

Entonces, los Milesianos tomaron la decisión de viajar hasta allí, lugar que más tarde resulta ser Irlanda. Una vez llegan allí son bienvenidos por los reyes, pero los nobles envidiosos los asesinan y sus cadáveres llegan a Galicia. Los Milesianos, comandados por los hijos Míl Espáine, planean su venganza e inician la conquista de la isla. Al llegar a Irlanda de nuevo, se encaminan a Tara (“Teamhair na Rí” en gaélico, «La Colina de los Reyes») donde está la Corte a reclamar la corona.

Colina de Tara, en Irlanda.

En el camino se encuentran con Banba, Fodla y Ériu (La tercera, Ériu, es la que le da el nombre a esta tierra, Éire, y los otros dos nombre se usan de forma poética para llamar al país), tres mujeres, o diosas según la leyenda, que eran las tres reinas co-regentes. Cada una de las mujeres da sucesivamente la bienvenida a los Milesianos, y preguntan si saldrán victoriosos de la batalla. Uno de ellos, el druida y poeta Amergín les promete que así será. En Tara son bienvenidos por los tres reyes de los Tuatha Dé Danann (“Gente de la diosa Danu” en gaélico), quienes defienden su voluntad de mantener unido el reino. Entonces se decide que los Milesianos deben volver a sus barcos y distanciarse exactamente a nueve olas de la costa, de manera que los Tuatha Dé Danann puedan movilizar su ejército. Pero cuando los Milesianos están a nueve olas de distancia, los druidas de los Tuatha Dé Danann conjuran una feroz tormenta que hace que la flota milesiana sea alejada de la costa y destruya algunos barcos, pero Amergín, el druida, consigue dispersar los vientos con la conocida como “Canción de Amergin”, que dice así:

“Yo soy el viento en el mar
Soy una ola en el océano
Yo soy el rugido del mar
Soy el Toro de las siete peleas

Yo soy un cuervo de los acantilados
Soy son una gota de las heladas
Un jabalí valiente
Soy un salmón en un estanque

Soy un lago de un antiguo llano
Soy una montaña de un hombre
Soy la palabra de la experiencia
Soy la punta de la lanza
Yo soy el dios de la inspiración

¿Quién ganó a la empinada montaña?
¿Quién anuncia las fases de la luna?
¿Quién dice dónde la oscuridad cae?
¿Quién llamó a la casa de ganado Tetis?

¿A quién sonríen las estrellas que emergen del mar?
Lanza hechizos. Hechizos de viento.”

De las naves supervivientes, las de Éber; uno de los hijos de Míl, atracan en Inber Scéine (Un estuario que fue llamado así tras la muerte de la mujer de Armegín, llamada Scéne, que muere en el mar) en el suroeste de Irlanda, mientras que las de Éremón atracan en Inber Colptha (en la desembocadura del Boyne). En dos batallas, los Tuatha Dé Danann son derrotados y exiliados a un mundo subterráneo, llamado Sidhe, nombre que se usa para designar a todos los montículos o túmulos donde se cree que se esconden las hadas y otros seres de la diosa Danu.

Newgrange, un Sídhe vinculado al dios Angus Óg.

Por tanto el señorío de Irlanda es divido entre Éber y Éremón, y finalmente, tras una disputa, integrado bajo el reinado único de Éremón, que más tarde será repartido en cuatro provincias: La provincia de  Munster para los hijos de Éber, Connacht a Ún y Étan, hijos de Uicce; Ulster a Eber mac Ír y Leinster a Crimthann Sciathbél.

Editor/Escritor/Redactor: Solstafir

2 criticas en “Los Milesianos”

  1. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    http://www.youtube.com/watch?v=MphBfoSUWrM

    Maravillosa…

  2. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    ¿Sabes algo sobre los acantilados de Sídhe? En Doolin, Irlanda. O relacionado. Pero alguna parte cerca de Doolin relacionado con Sídhe. Gracias.

Escribe una critica