WINDIR – LIKFERD, 2003 (Review)

VN:R_U [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

Artículo realizado por: Xisku

Debo ser sincero: llevo tiempo queriendo escribir algo sobre este magnífico álbum. Dar mis razones particulares por las que lo considero un punto álgido de la fusión de los sonidos dominantes en la escena del Metal Extremo de los 90 con la temática romántica y pagana; diseccionar sus influencias, buscar las raíces de su sonido característico y de sus épicas pero desoladoras letras. Sí, desoladoras, y es que de lo que estamos hablando aquí es de un disco de black metal (en su vertiente conocida como viking metal).  Lejos quedan los relatos de fantasía medieval  sobre jóvenes elegidos, dragones, princesas en peligro y cerveza de barril… Este disco es un compendio de romanticismo fúnebre y oscuro, sin tener nada que ver con vampiros ni castillos góticos. Básicamente porque habla de temas como el remordimiento y el dolor, el miedo, el poder, incluso la muerte, y todo ello desde una perspectiva fría y a la vez tremendamente poética. En una palabra, encuentra lo que muchos artistas del género buscan y no hallan: la oscuridad. Oscuridad que se deja entrever en los potentes riffs a dos guitarras, los típicos blast beats (compases de batería  con el doble bombo a toda velocidad) del género, la voz principal, ejecutada siguiendo al dedillo los cánones del black pero aun así distintiva… en resumidas cuentas, todo dentro de lo más común y típico (para el introducido en los subgéneros extremos del metal, claro está), pero con un logrado trabajo melódico que lo desmarca del resto.

Windir, que significa “guerrero primitivo”, fue una banda noruega (originalmente un proyecto en solitario de su líder, Valfar) creada en 1994 en Sogndal, un municipio del fylke (provincia) de Sogn og Fjordane, situado en la costa oeste del país. Una de las particularidades de este lugar es el dialecto del noruego que se habla, el “Sognamål”, que significa “lengua Sogn”. Presenta algunas diferencias, especialmente fonéticas, con el noruego común, y es el que Windir usa en las canciones escritas en noruego. Como el nombre del grupo deja entrever, las letras tratan sobre la historia de Noruega, concretamente de Sogndal, y en ocasiones de la apasionante mitología nórdica. Como he dicho antes, también toca temas como el dolor, el remordimiento y la muerte, desde una perspectiva poética y romanticista poco común en otros grupos. Otro elemento destacable de su música es una mayor presencia de melodías de carácter épico con una fuerte influencia folk y, aunque parezca increíble, y ciertamente lo es, el uso frecuente de sintetizadores y teclados electrónicos en muchas de sus canciones.

Podría describirse su música como viking metal por el notable y trabajado componente melódico que presenta, aunque muchas de sus canciones tienen unos tempos rápidos y unas voces desgarradas más cercanas al black metal clásico. Resulta interesante constatar que estas voces tienen su fundamento en los jinetes fantasmales de la Mitología nórdica llamados oskorei, que surcan los cielos gritando en tonos extremadamente agudos. Aunque el disco del que voy a  hablar es relativamente reciente (del 2003), Windir empezó su andadura en 1994, lo que significa que llevaban ya unos diez años desarrollando su estilo propio y original dentro de un género con unas normas y límites musicales bastante definidos. De todos modos, desde su primera maqueta, “Sogneriket”, en la que Valfar escribe todas las canciones e interpreta todos los instrumentos con solo dieciséis años, ya destacaba un sonido particularmente original (a pesar de una grabación de muy mala calidad, algo para nada extraño en los discos de black metal de esa época). Valfar llamaba a su metal de corte black pero con una musicalidad cercana al folk y la inclusión de sonidos electrónicos “Sognametal”, demostrando su especial interés en la historia de Sogndal, su región.   Probablemente, su influencia más clara es la legendaria banda sueca Bathory, cuyo único miembro Quorthon es el indiscutible creador del viking metal, y que abrió las puertas al desarrollo de este género en la década de los 90 por numerosas bandas que siguieron su gloriosa estela. Sin embargo, también son de obligada mención los clásicos y polémicos Mayhem, especialmente en lo que se refiere al sonido más black. Otro importante grupo en el que se apoya musicalmente es Emperor, a los que se le debe en gran parte el mérito de elevar cualitativamente el black metal hasta límites antes inexistentes con su EP “Emperor” de 1993 y su immortal obra maestra, “In the Nightside Eclipse” (1994). En la vertiente electrónica, debe citarse al pionero de este género Jean Michel Jarre: su influencia es evidente en algunos pasajes electrónicos, hasta el punto de que en la canción “Norrøn Seier” de “Sogneriket” (la maqueta de la que he hablado antes) reproduce en guitarra la melodía principal de la canción “Magnetic fields 2” del álbum “Les Chants Magnetiques” de Jarre.

Valfar

Terje «Valfar» Bakken

Likferd, que significa “Entierro”, lanzado el 2003, es el último álbum del grupo, antes de que el cantante y líder del grupo Terje “Valfar” Bakken muriese de hipotermia cuando le alcanzó una tormenta de nieve yendo a visitar a su familia, y la banda se disolviese. Indudablemente eso le da un aire más profundo y místico al disco: ¿Representa este último disco el legado, por decirlo de algún modo, del fallecido cantante? La respuesta es afirmativa. En esta última obra, el talento de los Windir acumulado a lo largo de años de experiencia se despliega con toda su majestuosidad; la melodía se funde como nunca antes con el black metal más cañero, las guitarras conducen al oyente de principio a fin, con pasos obligados como “Martyrium” o “Fagning”. Algunas canciones están cantadas en inglés y otras en noruego (en el dialecto Sognamål  del que he hablado antes), lo que a ojos de algunos puede ser un punto negativo, aunque yo personalmente considero que le infunde cierta variedad de la que de otro modo carecería. La portada reproduce una pintura del pintor romántico noruego Hans Gude, “Likferd Pa Sognefjorden” (“Entierro en el fiordo de Sognal”), que encaja a la perfección con los temas tratados en las letras y el estilo musical.

Podría hablar de todos y cada uno de los temas que componen este disco; sin embargo, para no extenderse innecesariamente, creo que una explicación detallada de uno de los más representativos dará una idea adecuada de lo que nos podemos encontrar en los demás.

Ese tema se llama Martyrium, y es el segundo del disco. Desde mi punto de vista, es la mejor canción del álbum, pues concentra lo mejor de la banda: la guitarra solista que ejecuta las melodías sobre el “ambiente” black creado por la guitarra rítmica con efectos de reverberación y “chorus” (algo frecuente en el black y el viking); el toque electrónico más presente que en otros temas y perfectamente ejecutado, y un cambio de tempo a mitad de la canción que abre la última estrofa, sencillamente soberbio. También hacen acto de presencia los coros, aunque por lo general domina la voz de Valfar. La letra es de las más épicas y emotivas del disco: habla del funeral y el epitafio de un mártir, sin especificar nada sobre él; el tema gira alrededor de su entierro y de cómo debe ser recordado. La canción está escrita en noruego, en dialecto Sognamål. En la primera y la segunda estrofa nos habla del recuerdo del caído, y lo que significa el martirio: vida eterna. Aquí se deja entrever, sin ser nunca mencionada directamente, la idea de que los guerreros nórdicos muertos en combate  que son elegidos por las valkirias, hijas de Odín, ascienden al Valhalla, un enorme salón de la ciudad de Asgard, en el que se convierten en einherjer, espíritus de guerreros, y donde se preparan para librar el Ragnarök. El Ragnarök es la batalla definitiva en la que participarán los dioses y que significará el fin del mundo. Los que presencian el funeral deben, pues, respetar el reposo eterno del guerrero caído y honrar su memoria para ayudarle en su cometido divino.

En la tercera y última estrofa se confirma esta idea: de entre los mil ochocientos cuerpos que flotan en el fiordo (una angosta entrada de mar excavada por glaciares, muy frecuente en Noruega) uno “atraviesa” la muerte, y asciende con los dioses. Se trata del guerrero, el mártir, el que merece recuerdo imperecedero. Esa tercera estrofa corresponde al cambio de tempo del que he hablado y es seguida por una de las melodías más logradas del disco entero.

A continuación dejo la letra y una traducción aproximada al castellano basada en lo que he podido investigar:

Gje han evig kvile

Gje han sjelefred

Gje han sælt minne

Martyrium evig liv

Gir ein heila livet

Martyrium da blir

 

Vis han evig kvile

Vis han sjelefred

Pris hans sæle minne

Pris han evig liv

Martyrium da måtte skje

 

Atjan hondra lik drive rundt i fjorden

Da skjine i lunke blod under Hogen

Men ein e gjennom Dauden boren

Med Gudane han e foren

 

Dadle descanso eterno

Dadle a  su alma la paz

Dadle un recuerdo bendecido

Martirio, la vida eterna

Si ofreces tu vida entera

Mártir serás

 

Mostradle descanso eterno

Mostradle a su alma la paz

Honrad su bendita memoria

Honrad su vida eterna

El martirio sucederá

 

Mil ochocientos cuerpos flotan en el fiordo

Su sangre brilla

Pero uno es llevado a través de la muerte

Con los dioses ha ascendido

Hans Gude, Likferd Pa Sognefjorden

Hans Gude, Likferd Pa Sognefjorden

Si bien este fue el último disco de Windir debido a la muerte de Valfar, el resto de miembros de la banda siguieron bajo el nombre de Vreid, produciendo un black de corte más melódico y con cierta influencia del hard rock. Su legado, pues, permanece en pie. Por si a alguien le interesa saber más, dejo aquí el enlace del vídeo de una entrevista con Valfar: entrevista con Valfar.

WINDIR - LIKFERD, 2003 (Review), 5.0 out of 5 based on 2 ratings

3 criticas en “WINDIR – LIKFERD, 2003 (Review)”

  1. VN:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    Excelente artículo, felicitaciones.

  2. VN:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    ¡Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado! Estoy preparando más artículos sobre el tema (de bandas similares), espero que también te resulten interesantes. ¡Un saludo!

    P.D: Lo mismo digo sobre tu poema tributo a Valfar.

  3. VN:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    Muchas gracias. Estaré pendiente de tus nuevos artículos.

    P.D: ¡Bienvenido al Blog!

Escribe una critica