La isla de Filé.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La isla de Filé o File era una isla situada en el río Nilo, a unos once kilómetros de Asuán. Actualmente, la isla no existe debido a que se hundió por la presa de Asuán, pero los templos fueron trasladados a una ínsula cerca de Agilkia.

En Filé se construyó, en época ptolemaica y romana, un conjunto de templos en los que destaca el dedicado a Isis, diosa de la vida y de la magia. Según la leyenda, Isis, tras resucitar a su marido Osiris para engendrar a su hijo Horus, se refugió en la isla de Philae para proteger y criar a Horus, quien derrotaría a Seth en Edfú.

Sin embargo, anteriormente, la isla era lugar de culto de Khnom, dios alfarero. Ya en tiempos de Ptolomeo Eurguetes se creó un lugar sagrado que uniera las religiones egipcia y griega, por lo que dieron bombo y platillo al culto de Isis, Osiris y Horus. Así, se modificaron edificios en Filé, como la decoración corintia de los capiteles de las columnas, impropia de los egipcios; también puede apreciarse la influencia griega en la desnudez de Isis en algunos grabados.

Al llegar a la isla, nos encontramos con un embarcadero y la capilla o pabellón de Nectanebo I. La capilla se encuentra semiderruida, pero posee un detalle muy curioso: estaba construida con bloques de otras edificaciones, cuyas inscripciones se habían ocultado al ponerlas hacia el interior del muro. Tras pasar un pórtico con columnas, vemos el templo de Arensnufis y el templo de Imhotep, arquitecto responsable de la construcción de la pirámide de Saqqara, convertido en dios por el faraón Dyeser. El templo de Isis está formado por dos pilonos, que posee grabados de la misma diosa, Osiris y Horus, entre otros, y escenas del faraón Ptolomeo XI Neo Dionisio.

Además del templo de Isis, hay otros edificios dedicados al dios hermafrodita Hapis, por cuyas se creía que fluía el agua del Nilo. El emperador Trajano, emperador que consiguió que el Imperio alcanzara su máxima expansión, también posee un pabellón dedicado a él.

Pabellón de Trajano.

La importancia de Filé radica en que fue el último bastión pagano en época de Emperadores cristianos, hasta que con la llegada al poder de Justiniano los templos fueron saqueados y cerrados, desapareciendo así la relación con la cultura egipcia.

Por toda la isla hay cartuchos con los nombres de los faraones ptolomeos e incluso hay un altar cristiano dedicado a San Sebastián de época de Justiniano.

Escritor/Editor/Redactor: Kerstin Stanne.

Una critica en “La isla de Filé.”

  1. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Se podría decir que Filé es como la Inis Mona egipcia jaja ¡gran post, como siempre!
    Por si a alguien le interesa, los templos de Filé no fueron los únicos en ser trasladados de lugar; de hecho, España concedió ayuda monetaria al gobierno egipcio para poder llevar a cabo el traslado de los templos en peligro y recibió a cambio el templo de Debod, que ahora se ubica más o menos en el centro de Madrid ^-^

Escribe una critica