El martillo y la cruz II: La batalla de Svolder

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Esta batalla tuvo lugar poco después de la de Hjorungavagr, aproximadamente en septiembre del año 999 o 1000. Una vez más el conflicto religioso tuvo una cierta importancia aunque lo verdaderamente importante fue la  lucha por el poder.

El jarl de Lade había sido depuesto por Olaf Tryggvason de Noruega, personaje que intentó unificar todo el país bajo su mandato y que consiguió implantar el cristianismo en muy pocos años.Esta religión no era precisamente del agrado de Eirik Hakonsson, (hijo de Hakon Sigurdsson ,el anterior jarl de Lade), no sólo porque él fuese pagano sino también porque sentía como Olaf se iba haciendo con más y más territorios. Este ascenso al poder  del joven Olaf tampoco gustaba a Svend I de Dinamarca que también veía como se estaba apoderando de territorios que le habían pertenecido.

Hasta aquí vemos un poco por encima el malestar que reinaba en escandinavia en esta época, pero  todo esto no fue ni mucho menos lo único que motivó la lucha.

Olaf pidió en matrimonio a Sigrid Storråda,reina de Suecia, imponiéndole la condición de que se convirtiera al cristianismo; ella se negó y Olaf la ofendió golpeándola con su guante. Sigrid  no quiso renunciar a sus costumbres y advirtió al rey noruego que sus acciones lo llevarían  a la muerte. Posteriormente y ante este fracaso, Olaf consiguió la mano de Thyri, hija de Svend I, pero el rey danés no pagó a Olaf la dote que había prometido y éste, enfurecido, emprendió la marcha con su flota. En ese momento sólo contaba con 11 navíos pero partió igualmente esperando que se le unieran los otros barcos; al ver que el resto de la flota no llegaba  Olaf se encaminó a Wendland (Pomerania) simulando una expedición.

En Wendland Olaf escuchó rumores de que a su regreso el esperaba una emboscada, pero Jarl Sigvalde Strut Haraldsson, jefe de los Jomsvikings(lo recordaréis de la citada batalla de Hjorungavagr) le aseguró que no era cierto, provocando que Olaf enviase de regreso a Noruega  parte de su flota. Lo que el rey noruego no sabía es que el jarl de los jomsvikings se había puesto de parte de Svend.

Cuando Olaf vuelve a casa se encuentra con un ataque  masivo de las flotas de Olaf de Suecia, Svend I de Dinamarca y Jarl Eirik Hakonsson de Lade. En esta batalla se enfrentaron Olaf y su aliado Einar Tambarskjelve con apenas 10 barcos contra unos 70 de sus enemigos. Todos los navíos de Tryggvason fueron capturados, siendo el Ormen Lange el último en caer en manos de Eirik Hakonsson.

La mayor parte de las fuentes aseguran que Olaf murió durante la batalla, se cuenta que antes de ver al enemigo victorioso se tiró al agua con toda su armadura puesta; otros dicen que llegó nadando a la costa o incluso que fue rescatado por ángeles. Una de las versiones más curiosas cuenta que Olaf se salvó e ingresó en un monasterio para que Dios perdonase sus pecados y en algunas sagas posteriores  se advierte su presencia en diversas batallas en Tierra Santa.

Las consecuencias de esta batalla fueron bastante obvias: Noruega fue dividida entre los vencedores. Olaf de Suecia recibió cuatro distritos en Trondheim además de Møre, Romsdal y Ranrike.Svend se quedó con el distrito de Viken y el resto de territorios pasaron a manos de Eirik Hakonsson para gobernar como vasallo de Dinamarca.

Escritor/Editor/Redactor: Swabaharjaz

Escribe una critica