La Confederación: Robert E. Lee

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

 Robert Edward Lee nació el 19 de enero de 1807 en Stratford, condado de Westmoreland, en el estado de Virginia, tierra de la que viviría enamorado, siendo este sentimiento decisivo en las acciones que le convertirían en un personaje de leyenda.

 Robert-E-Lee-9377163-1-402

 Con tan solo 22 años se gradúa el segundo de su clase en la academia militar de West Point (origen de algunos de los mejores estrategas de la historia de EEUU), con el grado de alférez del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Desde este momento, Lee comienza su brillante carrera militar, aunque estaría relegado a tareas de ingeniería y construcción hasta el comienzo de la guerra entre EEUU y México, en el año 1846, en la que sería  responsable de algunas importantes victorias del ejército estadounidense.

Robert_E_Lee_1838

Robert E. Lee a los 30 años de edad.

Tras demostrar su valía como líder y estratega en varias batallas, escala rangos rápidamente, siendo teniente coronel al finalizar la contienda.

 Durante el periodo de paz que seguiría al conflicto, Lee ejercería entre otros cometidos como superintendente de la academia militar de West Point en 1854, y como coronel del Segundo de Caballería de Estados Unidos.

 Puede decirse que es en el año 1859 cuando los acontecimientos empiezan a marcar el futuro de Lee, momento en el que recibe la orden de acabar con una sublevación en Virginia, encabezada por el abolicionista John Brown, el cual, tras ser sofocada la revuelta, sería ahorcado el 2 de diciembre de 1859. Este incidente fue una de las numerosas llamas que prendieron la mecha de la guerra de secesión, que daría comienzo el 12 de abril de 1861 con el bombardeo de Fort Sumter por parte de las tropas del sur.

 Para el comienzo de la guerra, siete estados del sur se habían separado de la Unión, y Robert E. Lee se encontraba aún bajo las órdenes del presidente Lincoln, que llegará a ofrecerle el comando del ejército Federal, honor que Lee rechazaría tras unirse su estado natal, Virginia, a los Estados Confederados, puesto que era Virginia y ninguna otra tierra la que Lee consideraba su patria. El 20 de abril presenta su renuncia, y el 23 de abril es nombrado general de las fuerzas terrestres y navales de Virginia.

Como general del Ejército de Virginia del Norte, Lee libró grandes batallas, en las que su mando destacó notablemente. En estas primeras batallas, en las que más éxito cosechó, siguió la estrategia de dividir a sus tropas entre sus dos generales de confianza: James Longstreet y Thomas Jonathan «Stonewall» Jackson. Las tropas dirigidas por Longstreet atacaban de frente al enemigo, mientras que las tropas de Jackson lo flanqueaban y lo atacaban por sorpresa.

 La suerte de Lee sin embargo, cambiaría tras la muerte de Jackson en la batalla de Chancellorsville, pérdida de la que no se recuperaría ni estratégica ni personalmente.

Stonewall_Jackson_-_National_Portrait_Gallery

General «Stonewall» Jackson

Lee sin embargo consiguió equilibrar la situación durante toda la guerra pese a la inferioridad de las tropas confederadas, gracias a su genio militar y a su habilidad para anticiparse al enemigo.

En 1865 fue nombrado general de todos los ejércitos confederados, pero dos meses después la guerra finalizaría tras su rendición al general Ulysses S. Grant (futuro presidente de EEUU) en la legendaria batalla de Gettysburg, de la cual declaró que, de haber seguido el general Jackson con vida, la independencia de los estados sureños se habría conseguido.

Tras la guerra le fue concedida la presidencia del Washington College, que bajo su dirección pasó de ser un oscuro colegio de baja categoría, a convertirse en una reconocida institución educativa.

«Sólo hay una regla, y es que todo estudiante es un caballero» – Robert E. Lee

Robert E. Lee, considerado por sus allegados como un hombre gentil, humoroso, siempre dispuesto y de personalidad imponente, querido y aclamado por sus hombres, y respetado por sus enemigos, moriría el 12 de octubre de 1870, debido a un accidente cerebrobascular. El propio presidente Ulysses S. Grant, rival de Lee durante la guerra, sintió su muerte. La figura del general Lee (que nunca llevó en su uniforme mas galones que los de coronel), el perfecto caballero sureño, fué tan importante y estimada por los estadounidenses que le sería restaurada la ciudadanía estadounidense a título póstumo en el año 1975.

764537410_013bcd40a3

Tumba de Robert E. Lee, custodiada por banderas de la Confederación

Escritor/Redactor/Editor: Iván Jötnamorðingi

Escribe una critica