La Cerdeña Prehistórica

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
sardegna_02

Foto actual desde satélite

Artículo realizado por: Paul Andrews

Justo en medio del Mar Mediterráneo, en esa lengua que se insinúa entre España e Italia, hay un doblete de islas de importantes dimensiones que hoy en día se encuentran separadas tanto política como geológicamente, pero que comparten un pasado interesante: Córcega y Cerdeña.

Hace 18000 años, el nivel de base del Mediterráneo era 110 metros más bajo que en la actualidad y por lo tanto, la isla francesa y la italiana, se encontraban unidas; formando así la parte de tierra emergida rodeada por agua más grande de todo el Mare Nostrum.
Es justo en este periodo en el que se hallan los primeros asentamientos humanos. Probablemente se trataba de exploradores que llegaron del centro de la península itálica y que, encontrándose con un amplio territorio lleno de recursos y sin competidores importantes, decidieron colonizarlo.
Vivian principalmente en las cuevas naturales de la costa oriental de la que llegará a ser Cerdeña y en las que se han hallado tanto huesos humanos, como  de Megaloceros (un gran ciervo ya extinguido) y primitivos utensilios de sílex y caliza típicos del Paleolítico. El final de esta era fue protagonista de la gran subida del nivel del mar que acabó creando el actual estrecho que separa las dos islas. Aquí se halla el primer gran cambio en la colonización de la zona, ya que la más montañosa y empinada isla del norte atraía menos que la relativamente plana y de más fácil acceso “hermana” del sur.

ObsidianOregon

Obsidiana

En el Mesolítico (10.000-6000 a.C. circa) como consecuencia se intensifica la actividad en Cerdeña en la zona de Laerru (costa norte), donde se hallan importantes yacimientos de obsidiana. Esta roca vítrea de origen volcánico, cuyo filo puede llegar a medir nada más que una molécula, y que en ese periodo solo se encontraba en escaso lugares del mediterráneo, fue el segundo episodio que comportó una fuerte migración y un importante acrecimiento de la población.

De esta manera llegamos al Neolítico, donde el comercio de obsidiana, tanto pura como trabajada, aporta un constante flujo de intercambio entre los asentamientos sardos y los de Córcega y Etruria.
Moviéndonos hacia el final del Neolítico antiguo podemos observar como las rutas del comercio paulatinamente se trasladan hacia el sur de Francia, llegando a ser el principal partner. Esta nueva sinergía comporta una fuerte contaminación con la cultura megalítica francesa que llega a desarrollarse con gran éxito, hasta convertirse en una de las principales de todo el mundo occidental.

L1140045-2

Utensilios de obsidiana

Recorriendo las estrechas carreteras de la isla italiana no es absolutamente difícil encontrarse con innumerables excavaciones arqueológicas que tratan de sacar a la luz ancestrales monumentos, antiguas tumbas y primordiales estatuas pertenecientes a esta primera importante civilización centro-mediterránea.

La grande cantidad de hallazgos arqueológicos demuestra además como en esa época, esta zona, era intensamente poblada y desarrollada; con una estructura social definida y relativamente compleja. El estudio y la clasificación de los Megalitos nos permite en efecto entender, con cierta precisión, la sociedad neolítica sarda:

Menhir: Son monolitos simples erguidos e implantados en el suelo; asociados en su mayoría a tumbas y tan comunes que, todavía hoy en día, se pueden encontrar a pie de calzada, en medio de un campo cultivado y hasta dentro del recinto del Aeropuerto Internacional de Alguer. Los que pertenecen al neolítico antiguo no presentan inscripciones mientras que, en los del Medio y Reciente,  se pueden llegar a apreciar decoraciones que representan escenas de guerra y/o caza.

Sardinien_Goni_Pranu_Muttedu_menhir-reihe

Menhir

Dolmen: Imponentes construcciones megalíticas constituidas tendencialmente por tres paredes verticales y una placa horizontal que daban lugar a una cámara tumbal y que generalmente estaban parcialmente cubiertas por vegetación.

Dolmen

Dolmen

Domus de Janas: Cuevas artificiales decoradas con paredes color ocre y que servían como lugares de rituales y en algunos casos también como tumbas.

Domus de Janas

Domus de Janas

Betilis: Monumentos de la fertilidad constituidos por pequeños obeliscos de clara simbología fálica que se encontraban en el perímetro de las zonas sagradas.

Betilis

Betilis

La civilización neolítica sarda continuó su evolución y diferenciación desarrollando diferentes culturas, con suficientes particularidades como para considerarlas de manera separada a pesar de compartir un isla de dimensiones no exageradas y un lapso de tiempo reducido.
De esta manera nos encontramos con la Cultura de Ozieri, famosa por sus palafitos; la Cultura del Vaso Campaniforme con sus fuertes influencias ibéricas; la Cultura de Arzaquena y su pasión para los toros y finalmente la Cultura de Bonnannaro que unificó la isla. De esta ultima nació la más importante civilización sarda, la Cultura Nurágica, que llegó a controlar el Mar Mediterráneo y a la cual pertenecen una de las poblaciones que más se enfrentaron a mis amados egipcios: Los Shardana.

Esta sin embargo, es otra historia… 😉

Escribe una critica