Kyrios Bromios

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Muy buenas a todos lectores del blog, en principio disculpad mi retraso en la publicación que por respeto a los lectores evitaré justificar (es bastante escatológico). Mi nombre es Chus aunque postearé como Kyrios Bromios, y la verdad no se me ocurre mejor carta de presentación que comenzar explicando un poco de donde viene dicho nombre y porque merece un lugar entre nosotros.

‘Kyrios’ palabra del griego antiguo que puede traducirse como «señor» o «que tiene autoridad». ‘Bromios’ a su vez significa «estruendoso». Así que ambas vienen a decir algo como «el señor que hace ruido» o mucho mejor «el señor del ruido». A simple vista no parece tener mucha lógica, pero existe un segundo significado de Bromios asociado directamente con el dios griego Dyonisos y cuyo significado es algo así como «el que brama». Luego Kyrios Bromios se traduce como «el señor del bramido» y bramar como creo que sabéis es el sonido que emiten multitud de animales, como el ciervo o el toro.

Después de todo ese rollo sistemático, y a pesar de que en principio parece no guardar mucha relación con este blog, os invito a que conozcáis un poco más de este maravilloso personaje de la cultura grecorromana.

Dyonisos, mayoritariamente conocido como el dios del éxtasis y la embriaguez, ostenta, además, los títulos de dios de la agricultura y el teatro, de la fertilidad y la vida, así también como de la muerte y la resurrección. Aparece rodeado de diversos animales y bestias, tales como sátiros o centauros. Es hijo adoptivo de Silenos patrón de los bosques y se le atribuyen multitud de consortes y descendientes. A pesar de no ser un dios destacado en el panteón griego su culto era uno de los más practicados y extendidos.

Esto ha sido un resumen muy por encima de la deidad, pero hoy quería centrarme no tanto en el mito en sí sino en lo que representa  para la sociedad occidental.

Dyonisos es uno de los dioses «caóticos», uno de los representantes de la lucha entre civilización y naturaleza, entre la moral que ata y el éxtasis que libera. Por supuesto no es el primero en reflejar dicha dualidad que se da en multitud de mitologías. Sin embargo todo ello acabó con la proliferanción de las religiones abrahámicas, cuya tradición identificaba caos y desobedencia con mal. Por tanto no es de extrañar que seres como los trolls, los sátiros o los gigantes fuesen demonizados y su culto fuera perseguido.

Pero el hecho más impactante de todo esto es el «curioso» paralelismo que existe entre Dyonisos y Jesucristo, siendo ambas deidades de la vida y la resurrección, y compartiendo ambos símbolos como el culto a la carne y a la sangre, siendo esta identificada comunmente con el vino. A mi me resulta bastante sencillo pensar que en mitología/tradición unas culturas beben de otras, enriqueciendose; esto se ve claramente entre la mitología griega y romana. Pero cuando hablamos de cristianismo-judaismo-islamismo nos topamos con un grueso muro que nos impide poder comparar estas con otras religiones. Y como enemigo de la censura que soy, y para no hacer esto demasiado largo, próximamente hablaré sobre las importaciones que «las tres grandes» han tomado desde otras culturas.

Un saludo y hasta pronto.

Escritor/Editor/Redactor: Kyrios Bromios

Escribe una critica