Japón feudal (parte II): un repaso cinematográfico y cinéfilo

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Una pequeña muestra de Japón y los samurái en el cine

Hace ya unos meses, tiempo ha, se publicó un artículo respecto al periodo feudal del Japón, en el cual se prometía o se comprometía el presente autor a realizar una segunda parte en torno a la figura de la máxime figura del feudalismo japonés e insignia de su cultura: el samurái. Por unas y otras circunstancias el modelo del presente artículo será ligeramente distinto al habitual formato, no se dará un recorrido o examen histórico de la figura del samurái por el hecho de que se me escapan múltiples conocimientos al respecto. Con este motivo traigo un examen y exposición del samurái y el feudalismo japonés por medio del lenguaje cinematográfico, particularmente por medio del cine del insigne Akira Kurosawa, particularmente la película Ran (1985).

ran

Ran ( 乱), que vendría significa “caos” en el sentido de confusión y violencia, se trata de una de las piezas maestras del director japonés Akira Kurosawa (1910-1999), director de otra serie de largometrajes de culto como Rhasōmon (1950), Los Siete Samuráis  (1954) o La sombra del guerrero (1980), y una de las películas más caras de la historia del cine japonés según se ha hecho comentar.

ranphot

La cinta, la cual se ubica en el Japón feudal del siglo XVI, se trata de una adaptación de la trama teatral shakesperiana de Rey Lear en la que un señor de la guerra japonés (daimyō), en avanzada edad, decide retirarse del gobierno y repartir entonces sus dominios entre sus tres hijos. Inicialmente el hijo menor, Saburō, reprende a su padre de manera irreverente debido a lo que considera una necedad, ya que las luchas intestinas que se producirán entre los hermanos por el dominio total serán irremediables. Saburō es desterrado ante su impertinencia y el daimyō Hidetora nombra entonces sucesor a su primogénito, Tarō, el cual traicionará a su padre, desencadenándose una serie de acontecimientos catastróficos, enviolentados y muy desdichados para la familia del daimyō.

ranphotgh

La especial relevancia que tiene este largometraje, de los últimos realizados por Kurosawa, se podría dar, en primer lugar, en el exquisito despliegue estético de los vestuarios y peinados, fidedignos a la época, que hicieron a la película merecedora de un Oscar de vestuario, además de destacar la maestría artística del juego de elementos visuales y sonoros. Sin embargo, lo que nos resulta de mayor interés en este caso sería la fidelidad histórica que tendría la película respecto a costumbres, usos y rasgos de la conducta en el Japón feudal, especialmente en cuanto a esta especiede código de honor-régimen disciplinario de los guerreros samurái, el Bushidō o “camino del guerrero”, ya que se reproduce, al parecer, de manera exacta o al menos bastante próxima.

ranphotghdddddddd

Aunque quizás la película de la adaptación de la obra teatral de Los Siete Samuráis resulte más adecuada para el examen de esta figura, la propuesta de escoger Ran radica en que, aparte de la presencia de estos siervos o guerrero domésticos (recordad que samurái viene a significar “el que sirve”), Ran es una pieza que aparte es merecedora de ser contemplada por todo aquel gustoso del Japón y su cultura, representa un acertado ejemplo de la dimensión estética de la guerra, en consonancia con su brutalidad y crueldad. Aquí, la figura del samurái como efectivamente es el caballero que sirve fielmente a su señor nos facilita una acomodación de la mirada en una trama que es inteligible para los espectadores occidentales, ahí la recomendación al respecto, si bien Kurosawa es un maestro en el género.

Por tanto, el artículo de esta segunda parte del Japón feudal corresponde más bien a la categoría de una ficha, de una recomendación para los lectores que se recreen en una de las piezas más exquisitas del cine japonés, bella, terrible y fascinante, existencial incluso, que aparte de denostar su característica técnica oriental trae a colación el tema propuesto: el japón feudal y la figura del samurái. Espero que os deleite.

Escritor/Editor/Redactor: SSXIX

Una critica en “Japón feudal (parte II): un repaso cinematográfico y cinéfilo”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Perfecto Capriles. Este carajo ha mejorado mucho. Muy bueno el mensaje de indignación por la utilización no autorizada de su nombre y de lamento por las tácticas de guerra sucia del gobierno. El delivery fue también auténtico, genuino, atractivo. Capriles se ve cada vez mas prncideesial.

Escribe una critica