Historias de Dragones: Smaug

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Siguiendo con los dragones una vez más, hasta que me quede sin ideas. Esta vez, para no variar, seguiré tratando el apasionado mundo de Tolkien, sin ir más lejos hablaré del último dragón escupefuego, el vigilante de tesoros de elfos y enanos, sin duda alguna hablo de Smaug, el Magnífico, el antiguo, el último… y el más avaro de todos los dragones.

Bajo su guarida en la Montaña Solitaria, Erebor, vive Smaug, un dragón que arrebató de las manos de los enanos su cobijo, en el que almacena gran cantidad de tesoros propiedad de los pueblos enanos y elfos.

Su aspecto, uno de los mayores dragones de la Tierra Media, posiblemente razón por la que sea el último de estos, de piel escamada de color rojizo oro,  de vistosas y gigantescas alas de murciélago, poseía una inteligencia enormemente superior a la del resto de dragones de la Tierra Media, sumado a su exuberante avaricia, le hizo leyenda.

Como el resto de dragones de Tolkien, este no es distinto a ellos en eso, poseen una gran ambición por los tesoros, especialmente por el oro. Es tanta la ambición por el oro y los diamantes de este dragón, que está recubierto, de tanto yacer encima de sus tesoros en las profundidades de Erebor, que en sus escamas se han adherido fragmentos de diamante, que lo hacen prácticamente invencible, salvo su punto débil, en el vientre, que prácticamente es inaccesible ya que siempre está oculto sobre el montón de valiosos trofeos sobre los que descansa el dragón.

Este dragón es conocido por todos gracias a nuestro más admirable hobbit, Bilbo, de Bolsón Cerrado, encabeza una cruzada para conseguir el oro de Thorin Escudo de Roble, y su único impedimento es que este está salvaguardado por nuestro amigo dragón, Smaug.

El triste desenlace de esta criatura, su fin, es llevado a cabo por Bardo, un arquero de Ciudad del Lago, Esgaroth, que mientras es atacada dicha ciudad fortificada, aprovecha para lanzar la flecha mortífera que daría en el único punto en el que Smaug era más débil, el abdomen, todo ello gracias a que una ave, informada por Bilbo de dicha parte, informó en vuelo al arquero Bardo, que después sería coronado como Rey del Valle.

Pero si aún puede ser más legendario el fenecimiento del dragón, es de honra mencionar que la flecha ejecutoria no era una flecha cualquiera, sino que se trataba de una Flecha Negra, cuyo proyectil poseía grandes cualidades mágicas, tales como una fuerza de impacto superior a cualquier flecha normal o que una vez lanzada, si la flecha daba en el blanco marcado, volvía a su tirador, más en este caso, eso no se llegó a cumplir, una de las razones puede ser ya que nadie tenía el valor suficiente para acercarse al cuerpo en descomposición de aquel gigantesco dragón.

Nunca subestimes la avaricia de un dragón…

Escritor/Redactor/Editor:  Luigiht (Luis)

2 criticas en “Historias de Dragones: Smaug”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    esa avaricia no es nada comparada con la avaricia de los hombres

  2. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Ya me has roto el ambiente rolero xDDD
    Dicen que estas criaturas superaban al hombre en muchas cosas: fuerza, voluntad, benevolencia… Creo que en avaricia también, pero cada cual con su juicio. (Ojala hubiesen existido de verdad xD)

Escribe una critica