Historia de una excavación: Capilla

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Vistas desde el Castillo

Hola. Hoy, en vez de dedicar mi artículo a un período histórico concreto, he decidido hacerlo sobre un proyecto en el que he estado colaborando: una excavación arqueológica.

El proyecto se ha llevado a cabo en un pequeño pueblo de Badajoz, casi fronterizo con Córdoba, llamado Capilla (Kabbal en árabe). Es un pueblo que apenas tiene doscientos habitantes, pero ha conseguido el dinero suficiente como para poder realizar unas excavaciones arqueológicas de su fortaleza medieval y del pueblo que dependía de ésta. El proyecto es un curso de arqueología, donde nos han estado enseñando cómo se excava correctamente, además de otros temas relacionados como topografía, lectura de paramentos (muro) o dibujo.

El castillo de Capilla tiene sus orígenes en época almohade, y hay referencias a su existencia desde hace mucho tiempo, ya que fue uno de los emplazamientos que Fernando III tuvo que conquistar durante la Reconquista. Se dice que el asedio duró unas catorce semanas, algo que no se puede explicar en un primer momento debido a que el pueblo no era demasiado importante al igual que el castillo. Pero una vez que visitas el lugar, te das cuenta de cuál fue la razón: El castillo se encuentra situado en lo alto de un macizo rocoso que en algunas partes tiene difícil acceso (que me lo digan a mí, que casi me caigo colina abajo).

Pese a que el asalto se mantuvo durante ese largo período de tiempo, el castillo finalmente fue tomado porque los habitantes se rindieron y abandonaron el lugar para refugiarse en un castillo cercano en la provincia de Córdoba, lugar que fue durante mucho tiempo símbolo de la fuerza almohade. Con esta invasión, el poblado fue desocupado y nunca más volvió a utilizarse. En cambio, el castillo se donó al poco tiempo a la orden de los Templarios, luego a los Duques de Béjar, más tarde en el XVIII a otra familia noble y finalmente fue desamortizado con Mendizábal y pasó a manos del pueblo. Es decir, que a lo largo de su historia ha sido utilizado como palacio residencial y como espacio defensivo.

torre del castillo

Durante la excavación del castillo, hemos podido hallar los suelos originales de una de las dos mitades, además de un pequeño pozo lleno de importante material. Nos hemos adentrado en el aljibe, y hemos descubierto que había otra habitación al lado. El principal problema del castillo es que una de las paredes se encuentra a punto de derrumbarse, así que esperemos que si el proyecto sigue adelante se pueda arreglar. Una de las cosas que más podríamos destacar es que se han realizado unas excavaciones en la puerta del castillo que nos ayudan a comprenderlo de una forma mucho mejor.

En la parte del poblado, que es donde yo he estado trabajando, han aparecido diferentes estancias además de una calle. Se cree que hay dos casas diferentes, ambas con puerta a la calle. Las casas, al estar en ladera, se adaptaban al terreno así que tenían diferentes alturas. La primera que vemos no está entera, pero tenemos una estancia que parece ser un patio donde se ha encontrado un fuego, un silo y varias losas del suelo original. En la de abajo, se ha encontrado una habitación de gran tamaño, bastante destruida. Se han encontrados restos de armas arrojadizas de forma esférica, la tecnología del momento. Este objeto, además de varias puntas de flecha y ballesta encontradas, nos indican que el ataque de Fernando III se realizó por esta ladera y que el poblado fue el que recibió la mayor parte de los daños. La calle necesita ser mucho más excavada, pero se han encontrado numerosas cerámicas además de otros objetos. La cerámica es típicamente almohade, y hay una gran cantidad.

Como he intentado dar a entender, este es un curso de arqueología donde casi todos los que estamos no teníamos ni idea de excavar y ahora poco a poco lo vamos consiguiendo (unos más que otros, eso sí). Además de picar, aprendemos a tratar la cerámica y a dibujarla, a realizar una buena estratigrafía, a poder leer un muro y saber diferenciar las épocas, etcétera. Es por eso que os animo a que difundáis este yacimiento, que tan poco conocido es al igual que el pueblo. Capilla tiene una población muy amable, que se ha volcado en la excavación y vienen a vernos continuamente, además de ofrecernos una gran cantidad de facilidades.

Castillo de Capilla

El pueblo se encuentra asentado justo al lado del Embalse de la Serena, así que las vistas son espectaculares. Y recordemos que para el que le gusta el queso, el de la Serena está considerado uno de los mejores de España. Así que os recomiendo a todos que vengáis al yacimiento, y sobre todo, que respetéis todo el trabajo que tanto el anterior grupo como el mío hemos estado realizando durante estas seis semanas. Link de la empresa de arqueólogos: http://www.barakaarqueologos.es/

Trabajando duramente

 

Escritor/Editor/Redactor: Barbara_Tinuviel

Escribe una critica