Guy Fawkes y la Conspiración de la Pólvora (1)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Buenas lectores y lectoras.

Hoy os vengo a hablar sobre un caso de conspiración bastante curioso, que tuvo lugar en Londres en los primeros años del siglo XVII, pero antes, os hablaré un poco sobre la vida de su creador, Guy Fawkes.

Guy Fawkes nación en el año 1570 en Stonegate, York. Fue el segundo hijo de los cuatro de la pareja Edward Fawkes (procurador y defensor del tribunal consistorio en York) y Edith. Éstos eran comulgantes regulares de la Iglesia Británica, al igual que sus abuelos paternales; su abuela fue la hija de un mercader prominente, que sirvió al Lord Mayor de York en 1536. Por otro lado, la familia maternal fue recusante al catolicismo, y su primo se convirtió en sacerdote jesuita.  Su padre murió cuando él tenía apenas 8 años, y su madre se casó con un recusante católico (recusante: persona que incumplía la ley de adoptar la región estatal de la Iglesia de Inglaterra). Se convirtió al Catolicismo, probablemente por la cantidad de recusantes que se encontraron socialmente cerca de él: toda la familia de su padrastro, otras familias de Scotton y el tiempo de permanencia en la escuela St. Peter de York (el dueño del mismo pasó 20 años en la cárcel por ser recusante y el director vino de una familia conocida por ser recusantes de Yorkshire).  También tuvo contacto directo con los hermanos Wright, John y Christopher (los cuales también participaron en la conspiración), al igual que con otros jóvenes estudiantes.

Guy_Fawkes_by_Cruikshank

Después de terminar la escuela, Fawkes entró al servicio de Anthony Browne (el 1º Viscount Montagu, un título de nobleza, extinto desde hace bastante tiempo), el cual nunca le vio con buenos ojos y después de un corto periodo de tiempo lo echó. Seguidamente, trabajo para Anthony-Maria Browne, el 2º Viscount Montagu, que sucedió a su abuelo a la edad de los 18. Hay datos que inducen a pensar que Guy estuvo casado y tuvo un hijo, pero no se ha podido confirmar.

En octubre de 1591, Fawkes vendió sus bienes de Clifton que heredó de su padre, y viajó para luchar en la Guerra de los Ochenta Años de la parte de los católicos españoles contra los reformadores protestantes alemanes, desde el 1595 y el 1598, el año de la proclamación de la Paz de Vervins. Aunque Inglaterra no hiciera movimientos terrestres contra España, los dos países estaban todavía en guerra. Se unió a Sir William Stanley, un inglés católico y comandante veterano que consiguió un ejército en Irlanda par luchar en la expedición de Leicester hacia los Países Bajos. Stanley obtuvo un gran reconocimiento por parte de la reina Isabel I, pero después de darse por vencido en Deventer frente a España en 1587, se vio obligado junto a sus tropas a cambiar del lado del que luchaban, ofreciendo sus servicios a España. Fawkes recibió el cargo de alférez (el grado inferior de entre los oficiales militares) y lucho dignamente en la batalla de Calais en 1596, y en el año 1603 fue recomendado para ser ascendido a la capitanía. Ese mismo año, viajó a España para buscar apoyo para la rebelión católica en Inglaterra. Usó la ocasión para adoptar la versión italiana de su nombre, «Guido», y en su memorandum describió a Juan I de Inglaterra como «hereje», que «intentó echar de Gran Bretaña la secta del Papado». Denunció también a Escocia y el favoritismo de su rey por los nobles escoceses, escribiendo que «no será posible reconciliar estás dos naciones» (Inglaterra y Escocia). A pesar de haber sido recibido gratamente por la corte del rey Felipe III, le negaron cualquier apoyo a su causa.

En su permanencia en España, se encontró con Thomas Wintour, con el que regresó a su país. Una vez ahí, Wintour le presentó a Robert Catesby, el cual planeó asesinar al rey James I y restaurar la monarquía católica. Los conspiradores consiguieron arrendar una cripta situada debajo de la Cámara de los Lores, y a Fawkes se le encargó a situar una carga de explosivos. Impulsados por una carta anónima, las autoridades buscaron todo el Palacio Westminster (el Parlamento) durante las primeras horas del 5 de Noviembre, y encontraron a Fawkes guardando los explosivos. Pasados unos días, fue interrogado y torturado, llegando incluso a perder la consciencia. Inmediatamente antes de su ejecución el 31 de Enero, Fawkes saltó del andamio donde iba a ser ahorcado y se rompió el cuello, evitando mas mutilaciones. Fawkes, desde entonces, empezó a ser sinónimo al término de la Conspiración de la Pólvora, cuyo desmantelamiento ha sido conmemorado en Inglaterra desde el 5 de Noviembre del 1605. Su efigie es tradicionalmente quemada en una hoguera, seguido de una serie de fuegos artificiales.

El último párrafo me servirá de unión con la explicación de la Conspiración de la Pólvora en sí, la cual publicaré dentro de muy poco.

Escritor/Editor/Redactor: hookwallet

Escribe una critica