Historias de Dragones: Fafnir

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

¿Qué raro verdad? Yo, Luigiht, publicando algo que no está relacionado con la música jaja Pues bien, lo cierto es que si hay algo que me atrae de la mitología, de la nórdica en especial, son las criaturas que en dichas historias aparecen, en especial dragones, demonios y razas fantásticas. Como muchos otros apasionados del tema vaya, y como amante de la fantasía en su estado puro.

Esta vez vengo a contaros un capitulo curioso, e inspirador dentro de la mitología nórdica, es la historia de Fafnir (muchas veces referido también como Fefnir), y su historia como enano y dragón. La historia se remonta a los inicios de los primeros tomos conocidos de la mitología nórdica, en los que se narra lo siguiente:

Ilustración realizada por John Howe (un maestro) sobre el asesinato de Fafnir a manos de Sigurdh.

Hreidhmar era el rey de los pueblos enanos, ingeniosos, valientes, guerreros y avariciosos, ya que poseían gran cantidad de oro, tesoros y artefactos ganados en cruzadas, exploraciones y batallas libradas. Pues bien, Hreidhmar tenía tres hijos: Fafnir, Otr y Regin. Fafnir y Regin sentían una gran atracción por el fuego y la forja de su padre, mientras que Otr amaba el agua, nadar y pescar en un rio cercano, de ahí que un día, Loki, dios de los engaños y del fuego, mata por accidente a Otr, creciéndose que se trataba de una nutria de rio, ya que tenían un gran parecido mientras él nadaba. Hreidhmar obliga a Loki a recompensarle por la pérdida de su hijo, y Loki recompensa a Hreidhmar rellenando la nutria de oro, aunque también incluía en el botín un anillo con una maldición sobre la codicia (el oro de Andvari y el anillo maldito Andvarinaut). Fafnir y Regin conspiran contra su padre para matarlo y hacerse con todo el oro, y así lo hacen.  Fafnir, que era más codicioso (fafnir significa “el que abraza” o para hacer un paralelismo con la historia, “el que pretende tenerlo todo”) para poder poseer todo el oro de su padre, y no compartirlo con Regin, adopta la forma de un dragón monstruoso y sin alas (como todos los reptiles, no todos los dragones son alados).

Regin, que también tenía una gran ambición sobre dicho dinero, convence a su hijo adoptivo Sigurdh (en su forma alemana, Sigfrido) para que mate al dragón, y hacerse con su oro. Regin forja una gran espada para su hijo, Gram, y aconseja que espere a atacar en un pozo que él mismo cabe en el camino que habitualmente hace Fafnir para beber del río.

En el ataque a Fafnir, Sigurdh recuerda que si se baña la sangre del dragón eso lo hará invulnerable a cualquier cosa, pero en cuanto lo va a hacer, hay una parte, en su hombro izquierdo, donde no toca la sangre. Así mismo, Regin quiere comerse el corazón de su hermano convertido en dragón, ya que sabe que eso le concederá la sabiduría, así que Sigurdh lo corta y lo cocina. Al hacerlo, se quema en un dedo, e instintivamente se lo lleva a la boca, y la sangre del dragón le confiere el poder de entender el lenguaje de los pájaros. Y en sus canciones escucha que su padre, Regin, pretende matar a Sigurdh para hacerse con el oro, pero él, mata a Regin, su padre adoptivo, y se lleva el oro, pero la maldición del anillo de Andvarinaut permanece vigente…

Vivimos para forjar nuestro dragón…

Escritor/Editor/Redactor: Luigiht

Historias de Dragones: Fafnir, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Escribe una critica