El origen de Sleipnir.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Como muchos sabréis, Sleipnir es el majestuoso corcel de Odín, un caballo de ocho patas, el más veloz y fuerte de los nueve mundos. Lo que no es tan conocido, es su origen, que es lo que os voy a relatar.

En Asgard no había murallas, supuestamente porque algunas partes fueron derruidas tras una lucha contra los gigantes (aunque todos sabemos que no tenemos toda la información sobre mitología que nos gustaría tener).

Por allí pasaba un jinete vagabundo montado en un imponente caballo, que realizó un trato con los dioses. Construiría las partes destruidas de la muralla en un tiempo máximo de 18 meses. Los dioses aceptarían, pero Odín el sabio se interpuso e interrogó al albañil sobre el precio que tendría la reconstrucción de la muralla, y el precio era Freya como esposa, el Sol y la Luna. Los dioses estaban indignados, Freya escandalizada, Thor acariciaba calmado a Mjölnir y Odín no daba crédito al atrevimiento de aquel jinete. Loki, confiado, le dijo a los dioses que él regatearía sobre el trato, para tener las murallas al menos semi-reparadas y poder conservar a Freya entre ellos, los dioses aceptaron que fuera él quien hiciera el trato.  Loki le dijo al albañil que si terminaba la muralla en apenas seis meses, tendría a Freya. El albañil aceptó. Loki calmó a los dioses convenciéndoles de que en ese tiempo tan sólo conseguiría realizar la mitad de la muralla como máximo.

Unos días después, el albañil volvió con su poderoso rocín y un trineo para cargar el material necesario para la obra. Su ritmo de trabajo era asombroso, sin duda gracias al caballo, que con esa fuerza y velocidad, acarreaba sin problemas los materiales de construcción.

Pasaron los meses, y cuando iba a cumplirse el sexto, los dioses se reunieron, inculpando a Loki de que la obra estaba casi terminada y el tiempo iba a acabar enseguida. Odín le dijo con temple que, ya que fue el propio Loki quien les metió en esa situación, sería él quien arreglara el problema que había ocasionado. Loki observó que la rapidez del trabajo era causada al caballo, por lo que empleó su poder para transformarse en una hermosa yegua, que pasó corriendo junto al caballo del albañil que, sin dudarlo, corrió tras la yegua. Loki corría con todas sus fuerzas, pero el caballo era más veloz, por lo que acabó atrapándole… y pasó lo que tuvo que pasar.

El albañil, furioso por la pérdida de su montura y bestia de carga, saltó y maldijo de rabia, hasta que se le cayó un disfraz de jinete, desvelando que era realmente un gigante, que murió sin problemas con un martillazo de Mjölnir.

Al rato, Loki volvió a Asgard preñado, y unas semanas después, dio a luz a un poderoso podenco de ocho patas, de runas grabadas en los dientes y de porte majestuoso. Loki se lo obsequió a Odín como disculpa por el problema que causó. El caballo le llevaría por tierra, agua y aire, al inframundo y de vuelta a su hogar. Sleipnir nunca falló a su dueño, Odín.

Lamento no obsequiaros con la versión más extensa y completa de este mito, pero en mi opinión es la que mejor resume el tema y no se desvía hacia temas que pueden ser considerados secundarios en el origen de Sleipnir.

Sleipnir

Un placer escribir para vosotros.

Escritor/Redactor/Editor: Jesús Javier.

3 criticas en “El origen de Sleipnir.”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Impresionante artículo, gran aporte! 😉

    Btw, sigo diciendo, que la empuñadura del arma de Odín, en ese grabado, que representó más adelante Amon Amarth en uno de sus discos y se puede observar en muchas camisetas parece el mismísimo pene del Dios en cuestión xDD

  2. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    hahahahahaha, que bueno por dios!
    Tio, mira que las cosas en las que te fijas… jajajaja
    Jesus, de nuevo, buenísimo el post ^^

  3. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    jaja, muchísimas gracias por los comentarios!! 😉

Escribe una critica