El origen de la Navidad

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

EL ORIGEN DE LA NAVIDAD

Imagen 1

La brillante Nova Delphini 2013, vista desde Puerto Rico el 16 de agosto, 03:13ut, Efrain Morales/Jaicoa Observatory
Fuente de imagen: http://www.universetoday.com

Introducción

En las fechas y fiestas que corren por todos es bien sabido el motivo, al menos su justificación original tras la mampara mercantilista de esta era, por el que se celebra y se conoce la Navidad. En referencia a la misma este es el objeto de estudio en el presente artículo, cuyo principal propósito es realizar un breve y rápido resumen del origen y algunos de los principales símbolos de esta destacada fiesta invernal en el contexto del Occidente, extrapolable al resto del mundo debido al fenómeno de la globalización que difunde y difumina las culturas de los pueblos.

Debido ya no a la complejidad, sino opacidad de datos y hechos, fundamentados más allá de especulaciones y libres interpretaciones, la redacción de este texto se ha realizado de la manera más esquemática y general posible, tocando todos aquellos puntos relacionados con la festividad pero reconociendo que cada uno de ellos requeriría y merecería su propio artículo en vez de un solo refundido.

Por tanto se ha divido en dos partes, dividiéndose su entrega del siguiente modo: esta primera parte dedicada estrictamente a los orígenes de la fiesta; y la segunda sobre la evolución de la Navidad y algunos de sus ritos como el intercambio o entrega de regalos, Santa Claus y el árbol de Navidad. Espero, por tanto, que la lectura, aunque extensa, no sea pesada en tanto que se ha procurado que el estilo no sea tendencialmente denso y que el lector no se sienta abrumado por cantidad de información presentada, que puede llegar a ser considerable.

Finalmente, aparte de incluir una breve conclusión y resumen al final, comentar que el tema se ha abordado desde una perspectiva lo más neutra posible, si bien hay tendencias y personal posicionamiento, realizándose una historia, semiología y leve sociología de la Navidad de manera general, resaltando detalles más que analizando y respetando la interpretación de cada uno. Todo lo escrito está documentado bien por textos que han parecido propios de merecerse un mínimo de rigor así como portales de organizaciones oficiales.

Imagen 2

División administrativa de la provincia de Palestina y parte de Siria
Fuente: http://bibliaonline.galeon.com

¿Cuál es el origen de la Navidad?

En primer lugar, aquellos que hayan tenido una educación más o menos cristiana sabrán con mayor fundamento que lo que conmemora la Navidad, Natividad (Nativitas) o “Nacimiento”, es el nacimiento de Jesús de Nazaret en la aldea de Belén, Palestina, hace aproximadamente 2013 años. Quien sería denominado el Cristo, “Mesías” o “Elegido”, por sus seguidores en el pueblo judío, constituyendo la figura icónica de la más importante religión monoteísta hasta ahora conocida en cuanto a difusión, número de seguidores e influencia.

Imagen 3

Adoración de los pastores, Rembrandt Harmenszoon van Rijn, óleo, S.XVII
Fuente de imagen: http://www.glits.mx

Sin embargo, como toda cuestión vinculada a las religiones, sus prácticas e interpretación de su credo, este tema no escapa a una considerable polémica y especulación al respecto. Puesto que aunque sea por todos conocida la figura de Jesucristo en tanto símbolo y emblema de una religión y teología, cabe destacar el debate en torno a su real y verídica existencia o no, además de su naturaleza divina como Hijo de Dios. Aunque se pudieran argumentar las posturas en pro o en contra de su existencia en función del posicionamiento de los investigadores, por un lado hallando una serie de argumentos y aportaciones historiográficas e incluso arqueológicas de la persona real e histórica de un tal de un tal Yeshu, hijo de Miriam y Joshé, emigrantes naturales de Nazaret, y por otro lado teniendo argumentos que rebaten esta postura, no es el principal objeto de este escrito debatir la existencia o no de la persona llamada Jesús en el hipotético año 752 después de la fundación de Roma, sino más bien se da por hecho la misma en tanto a su interpretación teológica y frente a la conformación de la historia, es decir, existiera o no es un símbolo.

Sin embargo, para aquellos más interesados en este debate pueden consultar una serie de sitios web de presumible calidad indicados al final de este artículo.

¿Qué es la Navidad?

Así pues, asumiendo que el Salvador de la Humanidad, tal y como se le ha dado a conocer desde la más primitiva tradición cristiana en el Nuevo Testamento y otros textos paleocristianos, naciera y existiera se articula en torno a su humilde origen, la interpretación de Dios hecho hombre, la Navidad es la celebración y conmemoración de dicho origen o génesis del credo cristiano, su principal y fundamental referente religioso: Jesús el Cristo, su nacimiento.

Celebración y conmemoración que se establece en tanto a una interpretación del supuesto hecho histórico más importante que ha marcado y es eje de la organización cronológica e histórica del Occidente, Europa particularmente, que se ubica como principal protagonista de la Historia del ser humano tal y como corresponde a una larga tradición etnocéntrica, de “pueblo elegido”.

Y aunque esta significación vendría a resultar en una muy interesante reflexión y discusión respecto a este hecho, un debate sobre un antropocentrismo religioso en tanto a una herencia de la filosofía griega clásica y el origen de la Historia más bien en el Oriente que en el Occidente, una vez más este artículo se ve desbordado por la exuberante disponibilidad y variedad temática que se puede abordar en el mismo.

Entonces, retomando el hilo en torno al nacimiento de Jesús de Nazaret cabe destacar la poca importancia del mismo en sentido estricto. Poca importancia en cuanto a lo escrito, cuantitativamente hablando, puesto que si acudimos a las Sagradas Escrituras del Nuevo testamento, textos de fundamental referencia del cristianismo, concretamente Mateo 1:18-2:15 y Lucas 2:1-20, rápidamente uno puede apreciar el poco espacio dedicado a todo aquello vinculado a la procreación del que sería el “Rey de Reyes”: la Anunciación, el Nacimiento, la Adoración tanto de los pastores como de los Magos… Circunstancias y figuras que al ser tan efímeras y breves, insatisfactorias en cuanto a su escaso desarrollo, unos pocos versículos, un par de páginas, que pueden llegar a ser bastante opacas y ambiguas en tanto que las contemplemos como metáforas. Porque hay que recordar que el lenguaje utilizado en los textos religiosos es un lenguaje literario, es decir, sometido a técnicas y un estilo lírico y narrativo determinado, tendencialmente simbólico y alegórico. Además cabe añadir que por lo que se tiene conocido los primeros cristianos no celebraban la Navidad en cuanto a la ambigüedad de su original ubicación.

Imagen 4

Natividad, Jacopo Torriti. Basílica de Santa Maria Maggiore (Roma, Italia), mosaico, S. XIII
Fuente de imagen: http://www.pravoslavie.ru

¿Cuál es el origen litúrgico la Navidad?

Llegados a este punto entonces cabe hacerse la siguiente pregunta: sabido el porqué de la celebración, ¿quién la instauró? ¿cómo se instituyó? Aunque se pueda argumentar que los cristianos conmemoraran el nacimiento de su líder espiritual, que no autor de la religión, hecho que más bien corresponde a Pablo de Tarso que fundó la religión como tal a mediados del siglo I d.C., fue la posterior institución cristiana, la Iglesia (Oriental), fundada en el siglo IV d.C., la que promulgó y ubicó la celebración de la Natividad a fecha del 25 de diciembre del año 386 por palabra y sermón del predicador Juan Crisóstomo o Juan de Antioquía, uno de los principales fundadores de la institución eclesiástica junto a Basilio de Cesarea, Gregorio de Nacianzo y Atanasio de Alejandría, entre otros, en la región oriental del Imperio Romano, Bizancio.

La designación de esta fecha se da en parte por una interpretación teológica y simbólica del nacimiento y, mayormente, por la cristianización y reemplazo de una festividad pagana popularmente arraigada en el Imperio Romano: las Saturnales (Saturnalia).

Imagen 5

Saturnalia romana, Antoine-François Callet, óleo, S.XVIII
Fuente de imagen: http://popurriesceptico.blogspot.com.es

Festividades, las Saturnales, que aparte de celebrar un momento del ciclo agrícola, la regeneración y siembra, en honor al dios patrón Saturno (Cronos), se daban grandes festines y rituales de concordia como apaciguadores de tensión social, al sentido y práctica de los Carnavales o Lupercales. Además, en este periodo de siete días, el que correspondería al del día 25 del mes de diciembre sería el del homenaje al nacimiento de Apolo, auriga del Sol (Helios) en la festividad conocida como Nacimiento del Sol Inconquistable (Natalis Solis Invicti), coincidente con el solsticio de invierno en el hemisferio norte según el calendario juliano. Destacando que el origen de esta festividad, en concreto, se da bajo el mandato de Aureliano en el 276 d.C. De las Saturnales ya se conoce su existencia en textos como las Sátiras de Horacio, (S. I a.C.) o en el Satiricón de Pretonio (segunda mitad S.I d.C.), además de la obra Saturnales de Macrobio (S. IV d.C.).

Imagen 6

Altorrelieve del Sol Inconquistable, busto de Apolo Helios y el Águila de Júpiter. Gran Bretaña, mármol, S.III
Fuente de imagen: http://aediculaantinoi.files.wordpress.com

Sin embargo, los romanos no son los originales, ni únicos, precursores de este tipo de culto y rito, más bien profano que religioso, adaptado y adoptado no sólo desde la cultura griega sino de sociedades tribales prerromanas de la Europa continental con fines de romanización de las costumbres de los pueblos, encontrando incluso en regiones del Norte de África y el Oriente Próximo los casos del heliocentrismo egipcio o el culto solar indo-persa de Mitra, este último muy popular entre los soldados romanos a partir de finales del siglo III d.C. Es decir, terminamos determinando un origen algo incierto y ambiguo del culto solar como propio o exclusivo de una cultura o pueblo.

En resumen tenemos que las fechas correspondientes a la Navidad guardan relación y adaptación a una festividad que celebra la luz y su nacimiento, normalmente entendidos por medio de la personificación de una divinidad en concreto, sea Helios, Apolo, Amón-Ra o Mitra.

Imagen 7

Mitra matando al toro, Museo Británico, S. II d.C.
Fuente de imagen: http://www.britishmuseum.org

Imagen 8

Tautoctonía de Mitra. Marino (Italia), fresco, S. III d.C.
Fuente de imagen: http://www.fotosimagenes.org

¿Solsticio de invierno o…?

Sin entrar en el debate anteriormente comentado respecto a la existencia o no de Jesús la siguiente pregunta que se trata es en cuanto a la precisión que determina la fecha la noche del 24 y el día 25, ¿acaso los doctores Padres de la Iglesia desenrollaron, sin más, un calendario y señalaron donde colocar, sin justificación más allá de la evangelización de las costumbres paganas, los distintos ritos que homenajean los principales momentos del Mesías?

Obviamente no se puede responder de manera rotunda a este respecto pero sí se puede explicar que la fecha del 25 de diciembre, según nuestro actual calendario gregoriano de 1582, no se corresponde a la organización del tiempo previa a esta ordenación. Ya que ocurre que el uso anterior del calendario romano juliano, instaurado en el 45 a.C., determinaba una distinta duración de los meses, además de ser disonante al calendario judío. Aunque uno no sea experto en la materia es sencillo observar que este tipo de desajustes son proclives a la confusión y descolocación de fechas de acuerdo a los distintos calendarios. Siendo así, entonces, actualmente el 21 de diciembre fecha del solsticio de invierno, que viene a significar un renacimiento de la luz en tanto que los días en el hemisferio norte de la Tierra comienzan a crecer en número de segundos de luz, mientras que en el anterior calendario juliano el día 25 era el que correspondía al del solsticio, siendo esa la fecha del Natalis Solis Invicti y actualmente la de la Navidad. Cambio que no suscitó edicto eclesiástico que dictaminara la traslación de fecha manteniéndose la originalmente establecida en el siglo IV.

imagen 9

Sumo Pontífice Gregorio XIII, Lavinia Fontana, óleo, S. XVI
Fuente de imagen: http://areeweb.polito.it

Además de esta breve exposición en términos de compatibilización con el solsticio cabe destacar que la propia Iglesia Católica no afirma de manera monolítica e inequívoca que esta fecha corresponda exactamente con el Nacimiento, aunque de manera si bien anecdótica en el Nuevo Testamento, Lucas 1:24-36, se realiza un cálculo aproximativo que dará pie a una interpretación respecto al momento exacto del embarazo, luego dándose la curiosa disonancia en tanto a la circuncisión a los ocho días de nacer el Niño (Lucas 2:21). En definitiva, una actividad digna de la más sublime especulación, indagación y juego de tiempos para aquel que desee dedicarse a una actividad que, en definitiva, es inconcluyente a falta de sólidos fundamentos.

Imagen 10

El solsticio de invierno en el hemisferio norte, La Provincia, Diario de las Palmas
Fuente de imagen: http://www.laprovincia.es

Finalmente, como cierre de esta primera parte respecto al origen de la Navidad, cabe concluir que la festividad, y festividades a las que se vincula la misma, versan sobre la luz, un acontecimiento astronómico en definitiva que tiene fundamento en una interpretación de los movimientos de grandes cuerpos astrales. De hecho, la imagen que viene a encabezar este artículo es la de una nova, en este caso del nacimiento de una estrella. Fenómeno físico que visto desde la Tierra así se percibe, y quién sabe qué pudieron ver aquellos hombres de los tiempos pasados, que de un modo u otro, al ver esta estrella aparecer, interpretaran poéticamente el nacimiento de un símbolo y una idea. Fuera lo que fuera, y sea cual sea el credo, que tengáis todos un Feliz Solsticio de Invierno. Io Saturnalia!

Recursos empleados:

-Sobre el Nacimiento de Jesús

Aguirre, Rafael. Aproximación actual al Jesús de la Historia:         http://www.iglesia.cl/especiales/mesbiblia2006/articulos/aproximacion.pdf [consultado el 27/12/2013]
Enciclopedia Católica Online, “Jesús Cristo”:          http://ec.aciprensa.com/wiki/Jes%C3%BAs_Cristo#.UrttK9LuKJ0 [consultado el 27/12/2013]
Enciclopedia Católica Online, “Cronología de Jesucristo”: http://ec.aciprensa.com/wiki/Cronolog%C3%ADa_de_la_Vida_de_Jesucristo#.UrttYNLuKJ0 [consultado el 27/12/2013]
Jesus Never Existed, web dedicada a la demostración de que Jesús realmente no existió:  http://www.jesusneverexisted.com/ [consultado el 27/12/2013]
Simulación mapas bíblicos: http://bibliaonline.galeon.com/mapas/index.htm [consultado el 27/12/2013]

-Sobre la Navidad y su celebración

Catholic.net, artículo en el que no sólo se detalla el origen de la Navidad sino que además argumenta que esta es original y previa a la celebración de las Saturnalias:            http://www.es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/574/1436/articulo.php?id=52595 [consultado el 27/12/2013]
Rico i Sogorb, Josep Esteve. Saturnales y Navidadhttp://www.canal-literatura.org/Reflexiones/SaturnalesyNavidad.html  [última consulta 27/12/2013]
Pack, David C.  El verdadero origen de la Navidad, http://rcg.org/es/folletos/ttooc-es.html [consultado el 27/12/2013]

Escritor/Editor/Redactor: SSXIX

 

Escribe una critica