El mito de la Caldera de la Sabiduría y Taliesin.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

Por: Marta Sacri (2011)

Las tierras galesas tienen muchos mitos y leyendas tratados en numerosos libros aunque a veces, faltos de interpretación. Para iniciar al lector dentro de la antigua cultura es necesario que haya al menos leído uno de los mitos más importantes dentro de estos pueblos: el mito del Gwion-Taliesin, el Bardo-Maestro, ya que numerosos símbolos y nombres que se dan en esta leyenda son utilizados en el resto de campos y si uno no comprende, por ejemplo, el significado del «caldero» en esta leyenda, se perderá en la siguiente.

La Vieja Madre Ceridwen y el espíritu del lago, Tegid Voel, tenían tres hijos: la doncella Crearwy, Morvran y Avagddu. Éste último era bastante feo y su madre decidió compensar la fealdad de su hijo otorgándole el don de la sabiduría. Fijándose en el antiguo libro del Feryllt, hirvió durante un año y un día la Caldera de la Sabiduría, añadiéndola distintas hierbas. De esta Caldera sólo quedaron tres gotas, suficientes para otorgarle el don a su hijo. Los encargados de vigilar la caldera eran el anciano viejo Morda y Littel Gwion (Gwion Bach) y las gotas del brebaje cayeron en los dedos de éste último que rápidamente se los llevó a la boca. Al recibir el don de la sabiduría pudo ver que Ceridwen lo destruiría si se enterase de lo ocurrido a si que huyó a su país, Llanfai. Mientras tanto, de la esencia sagrada de la caldera sólo quedaba veneno, que mató a los caballos de Gwyddno Garanhir, quien más tarde será relevante en la historia. Y efectivamente, Cerdiwen se enteró, castigó a Morda y persiguió a Gwion que, como ahora tenía el conocimiento, se convirtió en una liebre, por lo que ella se transformó en una galga. Él se hizo pez, y ella, una nutria. Él se convirtió en pájaro y ella en halcón. Finalmente, él se convirtió en grano de trigo y ella, transformada en gallina negra, se lo comió. Al cabo de nueve meses nació de ella; pero, aunque ella intentó matarlo, no pudo por su belleza. Aún así, lo tiró, metido en una bolsa de cuero, al mar.

Gwyddino, tuvo también un hijo infortunado, Elphin, que significa «hombre» o «humanidad». Éste encontró al niño, lo criaron, lo cuidaron en su casa y lo acabaron por llamar Taliesin, por su frente radiante. Al crecer Taliesin se convirtió en el mejor bardo címrico y sus padres adoptivos se hicieron ricos. Elphin comenzó entonces a alardear de ser el mejor bardo y tener una mujer más virtuosa que ninguna otra de la corte de Arturo. Fue aprisionado y se hizo una prueba de la virtud de su esposa. Al ser ésta indiscutible, Taliesin tuvo que demostrar su superioridad como bardo. Demostró primero su dominio en el campo de la magia y después se puso a cantar con el encanto del espíritu eterno de la poesía. Se produjo entonces un fuerte viento en el castillo que destruyó las cadenas que aprisionaban a Elphin, quedando así Taliesin como el más grande bardo.

En esta historia se pueden hallar numerosos paralelismos entre las distintas tradiciones del folklore europeo. La persecución de Gwion por Cerdiwen tiene los motivos de los cuatro elementos y el Perro de los Cielos, un entrenamiento basado en pruebas, por lo tanto, Ceridwen está probando a Littel Gwion. La liebre es una de las criaturas más importantes de los celtas pues encarnaba el alma externa. El galgo es el perro sagrado que aparece junto a Néhellania (¿nos suena a Heidevolk no?), otra forma de Cerdiwen. El pez, que posiblemente sea una trucha, representa el espíritu de Hermes, el mensajero. La nutria es el arquitecto de las criaturas. El pájaro es el espíritu del reino de la inteligencia y el halcón es el ojo de Horus, que lo ve todo. Cada una de las tres parejas corresponde un principio deífico. Con la transformación final tenemos el descenso de la sabiduría a la tierra. El grano de trigo es la semilla de la sabiduría que incuba el ave como aquel que entrena a los jóvenes iniciados de una Orden primitiva, ya que los ciclos de nueve meses son significativos en el entrenamiento de las Órdenes druidas. Quizá la moraleja de este mito sea que ser completamente desdichados como Gyddno puede ser un signo de preelección para un destino semidivino y los que reconocen y fomentan las cualidades sobrenaturales se harán ricos.

Cabe destacar, para finalizar, que este texto es simplemente un relato perteneciente al folklore galés, que cuenta con mitos tan interesantes como el que acabáis de leer 😉

Bibliografía:

– Nichols, Ross (1996): El libro de los Druidas, Barcelona: RCR Ediciones.

El mito de la Caldera de la Sabiduría y Taliesin., 4.0 out of 5 based on 1 rating

3 criticas en “El mito de la Caldera de la Sabiduría y Taliesin.”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    genial, me cunden estos posts, la mitología celta es de la que menos controlo

  2. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Buen articulo
    Para mitologia celta recomiendo dos libros:
    El Mabinogion (leyendas galesas)
    -Cuchulain (Lady Gregory)

  3. […] Taliesin bebió convirtiéndose en el más grande bardo (si no has leído ese mito puedes hacerlo aquí). A su vez estaba muy relacionado con el dios Taranis y se creía que si se sacrificaba a alguien […]

Escribe una critica