El fin de los Templarios y la maldición de Jacques de Molay

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/5 (6 votes cast)

Era el 18 de marzo de 1314 cuando la Isla de los Judíos, lugar de ejecuciones públicas en París, volvía a atestarse de gente para entretenerse con el sufrimiento humano. Aquel día el desafortunado no fue otro que Jacques de Molay, el último gran maestre de la Orden del Temple, condenado a morir quemado en la hoguera. ¿Cuáles fueron los delitos de Jacques de Molay? En un principio, fue culpado por herejía, blasfemia, simonía y sacrilegio contra la Santa Cruz, entre otros. Sin embargo, bien se sabe que los motivos para sentenciarlo eran distintos y, como siempre, el poder y el dinero jugaron un importante papel.

jacques de molay

Remontémonos un par de siglos atrás, a la Primera Cruzada, cuando un grupo de cruzados decidieron quedarse en Jerusalén y proteger los santos lugares, así como a aquellos que peregrinaban a Tierra Santa. El rey Balduino I, quien vio que estos caballeros podían serle beneficiosos, les concedió numerosos privilegios, entre ellos el de poder establecerse en la Mezquita de Al-Aqsa, antiguo emplazamiento del Templo de Salomón. Así nació la Orden de los Caballeros del Temple, formada por monjes guerreros. Desde aquel momento, el poder de la Orden no dejó de crecer; acumularon cuantiosos tesoros y reliquias, tan codiciadas en el Medievo, y pronto la corrupción y la codicia hizo mella en aquellos caballeros de orígenes tan bondadosos.  Llegaron incluso a prestar dinero a los reyes, entre ellos al monarca francés, quien acumulaba numerosas deudas, y se convirtieron en una institución independiente de la Santa Sede.

Felipe IV de Francia, conocido como El Hermoso o el Rey de Hierro, y el Papa, Clemente V, no estaban muy contentos con la situación, por lo que decidieron tomar parte en el asunto. En especial, el rey deseaba que las Órdenes Militares se sometieran a su voluntad como así lo había hecho el Papado (al lograr que la Santa Sede se estableciera en Aviñón, en Francia). Es decir, quería la completa sumisión de la Iglesia Católica ante los designios reales. Sin embargo, Jacques de Molay rechazó en repetidas ocasiones el proyecto de Felipe IV de fusionar las Órdenes Militares. De esta manera, los templarios, acusados de múltiples delitos (sodomía, blasfemia, simonía…),  comenzaron a ser perseguidos, torturados y  asesinados. Sin embargo, para extinguir completamente la Orden había que acabar con uno de sus mayores símbolos: su maestre. En aquel caso, este aciago destino tuvo que afrontarlo Jacques Bernard de Molay.

Felipe IV de Francia, perteneciente a la dinastía de los Capetos.

Felipe IV de Francia, perteneciente a la dinastía de los Capetos.

De esta manera, en el año 1307, el viejo maestre era apresado. Así empezó un largo proceso que duró más de siete años y en el que no faltaron innumerables torturas. En un primer momento, Jacques de Molay aceptó los delitos de los que se le acusaba, pero posteriormente se retractó, condenándose a sí mismo. Durante aquellos años, el maestre reconoció y rechazó los cargos en repetidas ocasiones a causa, probablemente, de la locura que estaba desarrollando.

Mientras el gran maestre permanecía preso, la Orden del Temple estaba prácticamente disuelta. Los templarios habían decidido cumplir las órdenes de Felipe IV y no osaron rebelarse; algunos se exiliaron, otros se recluyeron en monasterios… El monarca francés veía sus deseos cumplidos, solo le quedaba un pequeño problema por resolver: el destino de Jacques de Molay. En un principio, el maestre sería condenado a cadena perpetua, pero tras retractarse por última vez de sus delitos, el rey le condenó a la hoguera.

templarios hoguera

Aquel 18 de marzo de 1314, Jacques de Molay era quemado vivo en la Isla de los Judíos, frente a la Catedral de Notre Dame. Aun cuando el humo le llenaba la boca, asfixiándole, y las llamas lo abrasaban, fue capaz de pronunciar sus últimas palabras, dirigidas en forma de maldición al Papa y al Rey:

Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón. Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir. Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios! A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año.

Un mes después, el 20 de abril, el Papa Clemente V moría súbitamente en Roquemaure-Sur-Rhone, lo que hizo que la población comenzara a creer en aquella maldición. No tardaría mucho en seguirlo el rey de Francia, Felipe IV, quien fallecía durante un día de caza a causa de un derrame cerebral el 29 de noviembre de ese mismo año, en los alrededores de Fontainebleau. Además, parece ser que la «maldición» también afectó a sus tres hijos, los tres reyes de Francia y los tres muertos sin descendientes varones: Luis X, Felipe V y Carlos IV (si os interesa este tema, os recomiendo que leáis la saga de los Reyes Malditos, de Maurice Druon).

Sea o no cierta la maldición, probablemente fueron casualidades, quizás provocadas por ciertas personas, pero casualidades al fin y al cabo. En cualquier caso no deja de ser curioso que Jacques de Molay, con las muertes de sus ejecutores, obtuviera su venganza, y la de su tan amada Orden del Temple, en menos de un año.

Escritor/Editor/Redactor: Kerstin Stanne. 

El fin de los Templarios y la maldición de Jacques de Molay, 4.3 out of 5 based on 6 ratings

4 criticas en “El fin de los Templarios y la maldición de Jacques de Molay”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

    Intetrsamte todo lo refrrido a ellos

  2. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    https://www.amazon.es/Despu-s-Jacques-Molay-Amelia-Crow/dp/1532836376/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=&sr=

  3. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Hay algunos fallos importantes pero la idea principal de lo que ocurrio, esta correcta.

  4. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    LA EJECUCIÓN DE JACKES DE MOLAY ES LA CONSECUCION DE LOS ACTOS BARBAROS DE LA INQUISICIÓN EN CONTRA DE QUIEN LE CONVENIA ACUSAR DE HEREJÍA PARA ADJUDICARSE LOS BIENES Y ACRECENTAR LAS RIQUEZAS DE LA Puta DE BABILONIA COMO LE LLAMÓ FERMANDO VALLEJO A LA IGLESIA CATOLICA CON SUS ACTOS E CORRUPCION Y ASESINATOS A TRAVEZ DE LOS SIGLOS
    LA ZAGA DE LOS REYES MALDITOS NARRA EXCELENTE LO SUCEDIDO A CADA UNO DE LOS POSTERIORES MONARCAS .

Escribe una critica