El «Comando Valkyrie» se va a Metaldays

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Hey! He vuelto de mi sídhe personal para contaros una de los momentos más esperados del año. Sé que ha pasado algo más de un mes desde mi último artículo, y quizá os preguntéis dónde me he metido todo este tiempo. Como buen aficionado a la música que soy, todos los veranos, y de forma religiosa, asisto a una serie de festivales de ámbito nacional e internacional (descubrí que me sale más barato hacerlo así que ver conciertos de forma habitual). En cuanto a prioridades se refiere no tengo ninguna duda en que Metalcamp, ahora conocido como Metaldays (viene a ser lo mismo), está entre las primeras opciones. La razón es simple: estoy locamente enamorado de ese lugar, de todo lo que me inspira, del increíble ambiente del festival y de la actitud tan afable de las bandas, que parecen haberse contagiado de esa peculiar magia que rodea a Tolmin por una semana. Y es que en Metaldays pueden suceder cosas tan épicas como poder ver un concierto de Wintersun junto a los integrantes de Alestorm, bañarse en el río junto a los Enslaved (y verlos en bañador hawaiano) o recibir un abrazo mortal de Nemtheanga, vocalista de Primordial (y que acto seguido otro de los miembros del grupo te invite a una cerveza). Cada año me traigo nuevas anécdotas para recordar, nueva gente con la que compartir, nuevas personas que en tan sólo una semana logran convertirse en parte de tu vida.

Yo en los alrededores de Tolmin.

El menda en los alrededores de Tolmin.

Y ya que Metaldays es ahora mismo uno de los referentes en cuanto a folk y pagan metal, creo que merecía una entrada en Harald. Con ella no pretendo hacer un análisis exhaustivo de grupos, tampoco es que lo considere vital teniendo en cuenta que ya hay tropecientasmil crónicas relativas a ello, la mayoría de ellas muy buenas, como la que podemos leer en «Rock in Spain» (ver aquí). Además, y como podréis observar, tampoco es que yo destaque por mi objetividad y ecuanimidad a la hora de juzgar a un grupo o a género musical (lo intento). Lo que sí puedo hacer es contar de una manera distinta cómo he vivido la experiencia de este viaje, y por qué repetiré de nuevo en los próximos años.

Nuestra historia empieza el 18 de Julio en la estación de autobuses de Lorca, en una fiesta pre-Metaldays que no era ni más ni menos que un botelleo (o botellón) que nos vino genial para calentar motores. Alrededor de las 24 horas llegó el bus del «Valkyrie Tours« («El Comando» pa’ los amigos). ¿Qué es «Valkyrie Tours»? Pues simplemente un grupo de amigos que quieren irse de festivales en plan low cost. En nuestra ruta por España recogimos gente en diversas ciudades del levante, e hicimos alguna que otra parada extra para «repostar», como  en la Junquera (bendito lugar). El viaje en bus a Eslovenia puede parecer largo, pero la verdad es que en nuestro estado de embriaguez y viendo continuamente películas horriblemente malas, como la de «Super Mario Bros.», a mi se me pasó volando.  Antes de llegar a nuestro destino visitamos dos sitios maravillosos: Liubliana, capital de Eslovenia y el Lago Bled, una maravilla digna de ver. Finalmente llegamos a Tolmin a eso de las 24 horas del día 20 de Julio, un día antes del festival, lo que nos vino de lujo para recargar pilas. Nuestra instalación en el campamento fue algo movida, el clima troll esloveno nos jugó una muy mala pasada haciendo caer una soberana lluvia sobre nosotros. ¿Hay algo peor que montar la tienda lloviendo? Sí, montarla lloviendo y de noche, toda una odisea que por supuesto superamos. Finalmente, muertos de frío nos acabamos refugiando en los toldos del puesto de comida (y bebercio) que muy a nuestro pesar estaban cerrados ese día.

Ahora es cuando una persona seria debería describir el festival día a día, concierto por concierto. En vez de eso diré qué cosas podemos hacer en el festival y tan sólo hablaré de los grupos que puedan interesar a nuestros lectores habituales.

Hora de tocarse la barriga (mañanas).

"Cabeza del Oso" en los desfiladeros del Tolminska. Decidme que no os recuerda un paisaje de cuento de hadas...

«Cabeza del Oso» en los desfiladeros del Tolminska. Decidme que no os recuerda un paisaje de cuento de hadas…

Nuestro día medio comienza a eso de las 8 de la mañana, ¿por qué tan temprano? En Tolmin, como en la mayoría de ciudades cercanas al Mediterráneo, hace calor en verano, tal vez no el calor que pueda hacer en el sur de España, pero sí el suficiente como para convertir nuestra tienda de campaña en un asador de pollos. Si la hostia del calor de la tienda no os despierta, una buena ducha con agua a 5º C hará que os espabiléis de manera muy efectiva. Bien, ahora son las 9 de la mañana y ya estáis limpitos y aseados (para que luego digan que los heavys somos marranos), siguiente misión: desayunar. Para hacerlo dentro del recinto tendréis que alquilar una tarjeta de pago como ésta, aunque siempre será más barato ir al pueblo y pillarse un buen trozo de pizza (decir que la pizza eslovena está tremenda) y acompañarlo con una buena cerveza, el precio de ambas: poco más de 3€. Si vamos muy pelaos siempre podemos comprar algo en el super por precios bastante inferiores a los de España. Ahora toca hacer tiempo hasta la comida. Una buena opción es alargar el desayuno cervecil hasta la hora de comer. Aunque si no vamos bien de dinero también podemos ir al río a disfrutar de un gélido baño vikingo mientras, cómo no, nos tomamos otra cervecita, pero, protegeos bien del sol si es que no queréis parecer langostinos al vapor. Si algo agradezco de un festival tan largo es poder tener las mañanas libres, para descansar de tanto concierto (qué aunque no lo creáis se después de varios días se llegan a hacer insufribles). Sobre el río decir que es el alma del festival, de cómo lo que podría ser una jornada de conciertos se vuelve una paraíso vacacional, aunque lo que yo pueda decir apenas puede describirlo. Este año además propusieron varias actividades nuevas, como  el campeonato de bádminton en topless (sólo para mujeres) o el campeonato de vóley en tanga de mujer (sólo para hombres), remarco «de mujer» ya que normalmente no son capaces de cubrir el contenido del paquete, algo tan gracioso como grotesco, sobre todo si veis a los modelos ( aquí anuncio del evento).

Para comer volvemos a tener varias opciones. La primera es quedarnos bajo un toldo amigo tirando de super, en dicho caso se agradece un camping gas, en una función que es exponencial al número de días transcurridos, y es que comer bocatas cansa. Otra opción es hacernos con un plato dentro del camping. Vienen a costar unos 4 o 5€ y tienes todo tipo de menús, incluyendo vegetarianos. Irse al pueblo sale ya un poco más caro, pero por unos 8€ comes como un verdadero marqués.

"El Comando" ofendiendo con ese salto a algún dios de la tormenta.

«El Comando» ofendiendo con este salto a algún dios de la tormenta.

Para los muy «trves» existen una serie de excursiones algo machaconas a los alrededores del pueblo. Este año le tocó el turno a una de las grandes joyas de los Alpes Julianos, el Parque Nacional de Triglavskique comprende los desfiladeros del Río Tolminska. Se encuentra aproximadamente a unos 40 minutos del pueblo. A medio camino podemos visitar un cementerio de la Primera Guerra Mundial, el cual tampoco tiene desperdicio. La entrada al parque cuesta 3,20€ a grupos, cerca de la taquilla tenemos una fuente para beber (¡y rellenar botellas de agua!) y un WC químico para los que se olvidaron de hacer sus cositas en el pueblo. Lo que veremos a partir de aquí difícilmente se puede describir con palabras. La niebla sobre las aguas del río color turquesa, musgo creciendo sobre rocas y árboles, los senderos que bordean se adentran en el interior de la garganta… sencillamente, todo en ese lugar nos traslada a un escenario fantástico.  Podemos rematar nuestro «liviano paseo» con la entrada a una profunda cueva de aproximadamente 1 km de longitud en el corazón del Monte Tolminski.  En ella conviven de estrechos pasillos donde apenas tienes movilidad a grandes y profundas galerías que evocan de alguna manera el Schwarzalbenheim de la mitología nórdica. Recuerdo que después de hora y media de despellejarnos codos y rodillas, de golpearnos varias veces la cabeza y resbalarnos con las húmedas y pulidas rocas que formaban el suelo, conseguimos salir de allí más o menos sanos y con la sensación de haber vivido una experiencia única. El remate final lo tuvimos cuando, todavía en el parque, el clima de Eslovenia nos la volvió a jugar, y es que habiendo despertado con el más luminoso de los soles algún tipo de dios gracioso nos echó el cielo encima en una de las tormentas más gordas que he visto en mucho tiempo. Resultado: yo mojado hasta los calzones y mi tienda inundada.

Creo que esta foto se explica por si misma...

Creo que esta foto se explica por si misma…

Además de los desfiladeros podemos visitar las ruinas del milenario Castillo Kozlov Rob o  la Iglesia de Javorca (que según tengo entendido es preciosa).

Empiezan los conciertos (tardes).

Y por fin llegan los conciertos. Puestos a tono, después de una mañana entera bebiendo, nos preparamos para la larga tarde de conciertos que suele comenzar en el segundo escenario con bandas generalmente poco conocidas, y no por ello inferiores en cuanto a calidad o profesionalidad (Metaldays en eso no decepciona).  Esta zona se encuentra a la sombra de unos monumentales árboles que hacen posible aguantar el intenso calor del medio día. El primer escenario, sin embargo, apenas cuenta con sombra, aunque para compensar nos ofrece una grada natural en la que poder ver los conciertos cómodamente, sentados o incluso acostados, todo un chollo. También hay instaladas 2 pantallas gigantes para facilitarnos esa labor.  Si queremos poder disfrutar más de cerca del concierto de nuestro grupo favorito tampoco hay problema, a diferencia de otros festivales la gente no tiende a aglomerarse demasiado y no es nada difícil plantarse en segunda o tercera fila (en primera con un poco más de morro). Es también por la tarde cuando empiezan «las firmas» de los grupos, normalmente posteriormente a su actuación, la cola no suele ser demasiado larga, así que normalmente en unos 15-20 minutejos podemos conocer a nuestros grupos preferidos. Entre ambos escenarios nos encontramos con «el mercadillo«. Este es mucho más modesto que el de la mayoría de sus homólogos europeos. Se compone principalmente por tiendas dedicadas al merchandising de grupos y por puestos de joyería (con un amplio surtido de cosillas celtas y vikingas).

En esta fotografía podemos apreciar la zona de camping y el primer escenario.

En esta fotografía podemos apreciar la zona de camping y el primer escenario.

Los conciertos a la entrada de la tarde, hora siestera, son una importante ocasión para conocer nuevas bandas, generalmente grupos locales que buscan abrirse un hueco en el panorama internacional. La pena es que les dejen tan poco tiempo para tocar. Un buen ejemplo lo tenemos en los catalanes Drakum (Folk/Death Metal) que nos ofrecieron todo un conciertazo. También de Cataluña mencionamos a Karlahan (Symphonic/Melodic Death Metal con influencias folk), que estuvieron sensacionales, de lujo. Desde aquí les deseo muchísima suerte a todos estos grupos porque está claro que talento les sobra. A vosotros lectores de Harald os recomiendo encarecidamente que escuchéis, si es que no lo hacéis ya, sus primeros (o no tan primeros) trabajos.

Masha "Scream", vocalista de Arkona, con una colección de pulseras tradicionales eslavas (lo sé, soy mala persona).

Masha «Scream», vocalista de Arkona, con una colección de pulseras tradicionales eslavas (lo sé, soy mala persona).

Conforme avanzaba la tarde también lo hacía el caché de las bandas. Los puretas veteranos Subway to Sally, que todavía no tengo claro que estilo representan, nos deleitaron con todo un abanico de instrumentos raros y fuego, mucho fuego (ozú qué caloh); y es que no creo que puedan evitar ser tan alemanes, me gustaron mucho. La banda rusa Arkona consiguieron embriagarme nuevamente de una manera única. Siempre que los he escuchado en directo han despertado en mí un sentimiento «religioso» y esto es algo que muy pocas bandas pueden conseguir. Su actuación impecable, como ya estamos acostumbrados. Aunque si sobre religiosidad hablamos los irlandeses Primordial tampoco se quedan atrás, conciertazo que dieron estoicamente bajo un sol criminal. Agradecimiento especial a los encargados de la seguridad que nos rociaban periódicamente con una manguera. Los simpáticos Alestorm nos convirtieron en piratas durante algo más que una hora, hasta el punto que en medio del recinto se creó un «mosh» de remeros. Por lo que me contaron el cantante potó varias veces sin interrumpir el concierto, yo ni me di cuenta (no descarto el que estuviera tan borracho como él). Ensiferum tocaron, gracias a los dioses, su repertorio antiguo, con esto no quiero decir que su nuevo disco me parezca una mierda, que lo piense es ya otro tema (¿veis como no sirvo para esto?). Turisas es uno de esos grupos de los que no soy fan pero con los que disfruto en directo, me quito el sombrero, su forma de conectar con el público es sorprendente, el espectáculo estaba garantizado (y  en vivo no suenan nada mal).

Llegan los cabezas de cartel (noches).

Sobre las 8:30-9 p.m. te das cuenta que empieza lo gordo y tienes hambre, al menos eso me pasaba a mi. Así que vuelves al campamento a velocidades sobrehumanas para pillar algo que llevarte a la boca (no penséis mal) y volver pitando al primer escenario rezando para que aún no haya empezado el concierto, en el peor de los casos llegarás cuando estén tocando la primera canción. Y aunque estos grupos tengan poco o nada que ver con el contenido general de este blog sería un sacrilegio no nombrarlos. Otra cosa en la que insistir es que, pese al hecho del calor matutino, por la noche hace un poco de «rasca», así que una chaqueta se agradece muchísimo.

Cuando dije que no soy objetivo hablaba en serio, nada me impediría hablar bien de Overkill, grupo de culto donde los haya, banda pionera dentro del thrash y que no decepcionó en absoluto. Se notan las tablas sobre el escenario y también el empeño que sus integrantes nos regalaron. In Flames estuvieron muy bien, al menos dentro de su nuevo estilo. Yo, sin embargo, eché mucho de menos sus antiguos álbumes, así como el sonido tan propio que los caracterizaba, habrá que ir asumiéndo que no van a volver. Lo de Pentagram es devoción y lo demás tontería, yo pensaba que al vocalista le iba a dar algo, y aunque no sea muy fan de la banda uno no puede ignorar tanta dedicación, una gran y agradable sorpresa.

Así da gusto, ver a In Flames en la ladera con una cerveza en la mano y una preciosa noche en la vista.

Así da gusto, ver a In Flames en la ladera con una cerveza en la mano y una preciosa noche en la vista.

Con Samael me pasa lo mismo que con In Flames, me gusta demasiado su etapa antigua como para hacer un juicio justo. Fue un buen concierto de una buena banda. Mayhem, sin embargo, no me decepcionaron. Su concierto fue una verdadera MIERDA lástima, tal y como me imaginaba, y en este caso mi opinión concuerda con la de la mayoría de personas que tuvieron la oportunidad de verlos.

El que no me gusten grupos como Melasudan Meshuggah o Sonata Arctica (en ninguno duré más de dos canciones) me dio la oportunidad de acercarme al segundo escenario, en el que no dejan de tocar grupos aunque eclipsados por los cabezas. Tal era el caso de Dying Fetus, que estuvieron brutalmente sublimes, o Taake que también me dejaron un muy buen sabor de boca. Por culpa de Hypocrisy me perdí a Enslaved ya que se solapaban ambos conciertos (oh dioses, ¿por qué?) . Fue toda una faena que los pusieran a la misma hora, aunque por lo menos con Hypocrisy  pude disfrutar de lo mejorcito en cuanto a la vanguardia del death metal se refiere. Eso sí, me faltaron sus «clásicos», aunque tengo que admitir que su nueva etapa no está nada mal (podrían enseñarle algo sobre cambios a In Flames). Un apunte, en el mosh se repartieron más galletas que en el desayuno de una familia mormona. Iced Earth, grupo que no me interesaba demasiado, sonó bastante bien al menos desde el campamento, ya que aproveché para cenar. Otro grupo que no me interesaba nada era Shining, a los cuales fui a ver por su curioso espectáculo, el tipo se dedica a cortarse mientras canta, y aunque en este concierto nos privó de tan morboso acontecimiento, no así alguno de sus fans, el concierto me pareció de una enorme calidad, en la que abundaron solos especialmente emotivos, vamos, un concierto de sobresaliente.

King Diamond, vocalista y teclista de la banda homónica, junto a un extraño ser de inmensa belleza.

King Diamond, vocalista y teclista de la banda homónima, junto a un extraño ser de inmensa belleza.

Y llegó Wintersun… ¿Cómo un grupo que sólo tiene 2 discos puede ser cabeza de cartel de un festival? Pues haciendo un trabajo que está fuera de lo normal. Son técnicos, muy técnicos, pero no tienen el defecto de la mayoría de bandas de metal progresivo, no todo es técnica, también hace falta alma, y de eso Jari tiene muchísimo, ya lo dejó claro en su etapa con Ensiferum. El concierto fue una catástrofe, la luz se fue en dos ocasiones, y en todo el festival. Les dio tiempo a muy poco, aunque dejaron al público muy satisfecho y es que su directo es impecable. A Aura Noir les tocó también sesión de apagones, tocaban en ese momento en el segundo escenario, y aunque no los pude ver (todavía no domino los desdoblamientos astrales) la gente que así lo hizo salió bastante satisfecha con su actuación, en fin, otra vez será.  Como tenía que rebajar el nivel de odio por lo sucedido con Wintersun me acerqué a contagiarme un poco del «VIKING DEATH METAL!» de Unleashed, que francamente estuvieron geniales. En sus conciertos se respira un buen rollo muy agresivo, una situación bastante paradójica. Por último, y para terminar, la cabeza de las cabezas, King Diamond, que la verdad es que no pegan ni con «loctite» en un festival como Metaldays, pero que había que ver casi obligatoriamente. Nos ofrecieron una puesta en escena sensacional y la calidad de los músicos no puede estar sujeta a dudas, son MUY buenos. Desgraciadamente, para alguien que no es fan de la banda, dos horas seguidas se te pueden hacer eternas y terminé de escuchar el concierto desde el campamento. En su favor he de añadir que llevaba el desgaste de toda una semana dándolo todo, son las desventajas de tocar el último día a última hora, la gente está reventada.

Tetitas y farra (madrugadas).

Y es que en Metaldays la fiesta no acaba con los últimos conciertos de la noche. En la «playa», la parte alta del río, se dan los espectáculos nocturnos:

1. Stripteases. Creo recordar que este año los había masculinos y femeninos, aunque no lo puedo asegurar ya que no vi ninguno. Os comento, para poder «pillar» algo hay que estar unos 15 minutos antes del show, la razón es sencilla: cientos de heavys cachondos agolpados, frecuentemente nórdicos (más grandes) y que hacen que tú, un triste hobbit comparado con ellos, no puedas ver nah de nah, al menos en cuanto al striptease se refiere, puesto que cuanto más se acercaba el día más gente había dispuesta a liberarse de sus ataduras con la civilización, ¿hace falta qué diga más?

2. Fuego. Gente haciendo malabares con fuego. Tampoco lo he visto este año, aunque sí años anteriores y me encantó.

3. Buena música y alcohol. Y es que somos soy una persona simple, no necesito mucho para ser feliz. Problema: el alcohol cuesta dinero. Solución: cuando compras una bebida tienes que hacer el depósito de un euro para devolver el vaso, cosa que la mayoría de guiris insolidarios con el medio ambiente no hacen. Así que uno que es muy verde se dedica a coger los vasos que ve abandonados y a canjearlos por alcohol.

Cuando el cuerpo no ya no da para más llega el momento de irse a dormir. Algunos días esto no es posible y acabas empalmando, que no empalmado, con el día siguiente, tal como podéis ver en el siguiente vídeo (si no carga ver aquí):

Conclusión final: si vas, repites.

Escritor/Editor/Redactor: Kyrios Bromios
Fotografías: Marc Laplana

17 criticas en “El «Comando Valkyrie» se va a Metaldays”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Las chicas de este año dejaban mucho que desear y el escenario la han cagado, estaba mucho mejor los años anteriores que estaba más alto y toda la gente podía ver el espectáculo!, de tíos no vi ninguno, solo los cachondos que subían al miniescenario y se dejaban manosear pero no quitar la ropa…

  2. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Con los que la enseñaban gratuitamente sobraban… jajajaja.

  3. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Harald, tu estás seguro que no tocó ningún grupo español más ?, lo digo porque yo tengo entendido que si.
    O te despistó el acentazo catalán que tenía el cantante ?.

  4. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Si a Kyrios le hubiera despistado el acento catalán, no hubiera mencionado tampoco a Drakum. No intentes crear polémica donde no la hay.

  5. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Tengo por norma hablar sólo de lo que he visto, y si bien he hecho una excepción con Aura Noir por petición directa de un amigo (las palabras fueron: me parece un sacrilegio que no los nombres), lo he dejado bien indicado en el texto, confío en su criterio porque prácticamente coincidimos en gustos. En este blog siempre apoyamos la escena nacional y estamos aquí para lo que queráis. Siento no haber cubierto dicho concierto (era Ravenblood?), no sé si habría algún grupo español más. Tampoco sería justo que juzquéis esta página por el error de uno de sus miembros, asumo personalmente toda responsabilidad sobre el asunto, mil perdones.

    PD: mi familia es de Cataluña.

  6. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    muy buena critica jesus! muxisimas gracias por todo!

  7. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    VAMOS COMANDO! sois gente de PTM, en mi vida lo pase mejor!

  8. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Locos, Todos estan LOCOS. Esta claro que este viaje no es lo tipico que uno espera. un placer el año que viene contad con mi AK-47, XD

  9. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Joder colega….voy a tener que ir sacando para dos festivales,eres un cabron de mierda xD <3

  10. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    espero veros pronto putos y putas,los festivales con vosotros han sido la polla,ansia de mas!!

  11. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    lo del acento catalan es una broma relacionada con una crítica de harald a Ravenblood en Madrid, simplemente eso.
    Por casualidades de la vida los tres grupos que fueron a Metaldays son catalanes y a más yo les conozco personalmente y doy un HURRA por los tres.

  12. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Lo que están soltando por ahí no es precisamente coña, también hay que decirlo.

  13. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Bueno todo es opinable, para zanjar el tema por mi parte diré que me parece increible que no supieran que eran 3 los grupos de aquí que fueron al metaldays por tanto deben de ser otros los motivos por los que no se les nombró y eso si que me parece poco serio, yo doy mi opinión personal y no quiero entrar en más polemicas. CHAO

  14. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Me gusta el olor a napalm por la mañana!

  15. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    «CHAO» Pues no es «adéu», creo que; (te despistó el acentazo catalán)

    pd; muy buena critica el mensaje esta claro, grandes Drakum y Karlahan

    Quiero una Birra. Gracias buenos dias!

  16. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Myu buena crónica, Jesús. ¡Cómo te lo curras!Un honor ser mienbro del Comando y un placer disfutar contigo de un gran festival como Metalcamp.

    Sinceramente creo que el fallido intento de polémica está fuera de lugar. No es ningún crimen no saber la totalidad de bandas que tocan, sean de la nacionalidad que sea. Que las tres bandas nombradas sean españolas no las hacen más importantes. No busquemos fantasmas donde no los hay. Jesús no ha nombrado a Ravenblood, al igual que no ha nombrado a muchas bandas que taqmbién tocaban, entre otras cosas por que sólo lo ha hecho, a excepción de Aura Noir, con las que vió. Tengamos en cuenta que va al festival a disfrutar a lo grande, no a trabajar, y la crónica la hace de forma altruista en este blog como a él le parece.

  17. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Muchas gracias a todos por el apoyo. Yo me fui al Metaldays sin saber apenas los grupos que iban a ir y al volver aproveché para hacer una crónica, no fui al festival representando a ningún medio y no tuve pase de prensa, ni siquiera llevé una cámara (las fotos son cedidas). Es muy difícil poder asistir a todos los conciertos de un festival como Metaldays, al menos yo no puedo: son muchos los grupos que se solapan, muchos los días en los que el cuerpo te pide un descanso…, y cuando una banda se queda fuera de una crónica no suele haber dramas, no esperaría que los Annihilator vinieran quejándose de que no los mencioné (y eso que ese concierto sí lo fui a ver). A los Aura Noir los incluí de forma excepcional y a posteriori de la publicación del artículo, indicándolo y remarcándolo, no me hubiera importado mencionar, de la misma forma, también a Ravenblood, pero nadie se puso en contacto conmigo, y es más, todo lo que he escuchado sobre ellos y su entorno hace alusión a esta página o a Valkyrie Tours, y eso que me disculpé e hice una petición: el autor de este artículo soy yo y sólo yo, las críticas sobre él deben dirigidas hacia mí. Lo siento en el alma, pero así no se puede…

Escribe una critica