Destapando mitos: Día de Acción de Gracias (Thanksgiving)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Artículo realizado por: Esther

 

Estamos tan solo a un par de días de toparnos con el Día de Acción de Gracias (más conocido en su lengua nativa como Thanksgiving) en América del Norte, siendo Estados Unidos quien lo celebre el cuarto jueves del mes de noviembre, y Canadá, el segundo lunes de octubre. Aunque en este artículo nos centraremos en el estadounidense.

Esta tradición parte originalmente de las tradiciones europeas que llevaron los colonizadores que se mezclaron con las de los aborígenes, ya que ambos celebraban la buena temporada que habían tenido con las cosechas reuniéndose con familiares y amigos e incluso con la población entera. Cuando llegaron los europeos al nuevo continente, se siguió con esta tradición.

The_First_Thanksgiving_cph.3g04961

¿Realidad o ficción?

Sin embargo, la fiesta que celebramos a día de hoy se remonta en particular al año 1621 enla conocida plantación de Plymouth (actualmente, Massachusetts), donde tuvo lugar el primer Día de Acción de Gracias. Se cuenta que durante los primeros años de asentamiento, no había suficiente comida para los nuevos habitantes, y que fue entonces cuando aparecieron los nativos de una tribu llamada Wampanoag quienes les ayudaron a adaptarse.

Actualmente, esta fecha evoca todos estos elementos: reuniones familiares, empanadas de calabaza, el recordatorio de los antiguos colonos y los indios de Wampanoag… Esto que puede parecer de lo más maravilloso, en realidad no ocurrió así. La verdadera leyenda del Thanksgiving oculta una historia que se acerca más a la realidad de los hechos y de la época.

Ya tenían los indios americanos por costumbre agradecer a los dioses por las buenas cosechas que recibían antes de las nieves, así como la llegada de una buena primavera y de los futuros nacimientos. Con la llegada de los peregrinos y puritanos que huían de la represión religiosa en Inglaterra trajeron una nueva costumbre de celebrar el Thanksgiving. Por parte de los peregrinos, se basaban en antiguas tradiciones anglosajonas; mientras que los puritanos lo celebraban de una forma más religiosa en la que se rezaba antes de comer. De esta forma, surgió el nuevo modo de celebrar tal festividad cuando llegaron al nuevo continente.

La primera descripción que tenemos del Thanksgiving data del año 1621 coincidiendo con el periodo colonial de América del Norte. Dejando a un lado la tradición, todo lo que podemos saber con certeza de si en verdad hubo “unión pacífica” entre colonos y nativos que decidieron reunir provisiones y comer todos como si fueran una gran familia, nos viene de la pluma de los escritos del primer gobernador de los puritanos en América del norte: William Bradford.

descarga

W. Bradford

Bradford es conocido por ser un colono estadounidense, nacido en Yorkshire (Inglaterra) en 1590, y también, por haber sido un separatista. En esta época, existieron dos grandes divisiones religiosas en la isla anglosajona: por un lado estaba la Iglesia Anglicana (protestante, cuya cabeza era el rey Jacobo I), y la iglesia “separatista” que más tarde se daría a conocer como la doctrina puritana. El rey Jacobo persiguió exhaustivamente a estos separatistas por traición a la Iglesia de Inglaterra, por lo que muchos de ellos optaron por expatriarse y emigrar al nuevo continente, cuyo nombre llegaría a ser Nueva Inglaterra; aunque no solo marcharon puritanos, sino también holandeses, quienes pondrían por nombre Nueva Ámsterdam a lo que más tarde sería Nueva York.

92821732

Peregrinos y puritanos hacia Nueva Inglaterra

Otra de las razones por las que los puritanos se vieron obligados a emigrar fue por el rechazo que presentaban a la corona y a su monarca, quien no les dejaba predicar el puritanismo.

Esta doctrina en particular es una rama del protestantismo. Los puritanos consideraban el anglicanismo como algo “impuro” y “en contra de la verdadera religión cristiana”, ya que rechazaban cualquier jerarquía y los lujos que adornaban las iglesias. El nombre “puritano” viene dado por que su ideología se centraba en purificar el cristianismo. Con tal idea no era de esperar que el gobierno inglés actuara en su contra, por lo que este fue el motivo de la Guerra Civil entre 1642 y 1660 (y para que os hagáis una idea mejor, este tipo de persecuciones que se llevaron a cabo se pueden comparar con la época de la Inquisición en España). Como curiosidad, con su llegada a Norteamérica, se imprimieron los primeros libros en 1640 titulados Bay Psalm Book y New England Primer y construyeron un seminario con el nombre de Harvard College (donde hoy se haya la universidad de Harvard).

La doctrina de esta nueva religión era de una moral un tanto pesimista. Pensaban que el mal habitaba en todas partes, teniendo poco que hacer de bien, creyendo que de un modo u otro acabarían en el infierno, pues el mundo en el que vivían estaba gobernado por el demonio al mismo tiempo que Dios no era demasiado tolerante. Este pesimismo les conducía a tener una conducta, digamos, melancólica, casi paranoica, provocándoles ansiedad y desconfianza del prójimo. Por ello tuvo lugar en esta época las famosas Cazas de Brujas, por la cual muchos puritanos, al desconfiar de todo y de todos, culpaban a la mínima a quienes, probablemente, eran inocentes.

William Bradford fue el puritano que se convirtió en gobernador de Plymotuh, lugar donde ocurre nuestra historia. Enfocado en esta nueva religión y con la esperanza de encontrar una nueva tierra, puso marcha al Nuevo Continente. Durante los siguientes años, Bradford escribió un manuscrito titulado Of Plymouth Plantation (Del asentamiento de Plymouth) por el cual narraba la historia de los peregrinos en los primeros años de la Colonización.

puritans2

A su llegada, tuvieron que pasar por hambrunas y enfermedades

Según cuenta la tradición, durante el mes de noviembre, los peregrinos, aunque consiguieron provisiones a partir de la caza y la pesca en aquel lugar, no les fue suficiente, y casi la mitad de la población murió de hambruna y enfermedades. Sin embargo, gracias a la ayuda de los nativos que vivían por los alrededores de aquel asentamiento europeo, el resto sobrevivió con los alimentos de los indios que además les enseñaron técnicas de caza y pesca. Desde entonces, esta celebración se convirtió en una tradición que se repetiría cada otoño. Por ello, este jueves 27 de noviembre veremos en las cadenas americanas familias y amigos que se reúnen para cenar todos juntos un buen pavo asado con mazorcas de maíz, judías y pastel de la calabaza entre otros platos típicos de este día. Pero, ¿acaba la historia con que Bradford y los suyos comieron alegremente junto con los nativos americanos, sabiendo que se les consideraba unos salvajes?

Los ingleses llegaron por primera vez a América a finales del siglo XVI. Decían de los indígenas que éstos eran crueles, y que torturaban y cortaban miembros del cuerpo de sus mismos compañeros, quizá como castigo, quizá como ofrenda a los dioses. Los puritanos, al conocer tales actos, quisieron deshacerse de ellos, pues tenían la certeza de que aquellas gentes estaban poseídas por los espíritus del mal. Los puritanos intentaban revivir los mismos eventos que aparecían en la biblia, para demostrar que eran el pueblo elegido por Dios, que Dios les favorecía siempre, que cuando llegaron al monte Pisgah iba a ser su tierra prometida tal y como acontece en el éxodo hebreo, donde los israelitas escapaban de la autoridad de los egipcios.

Captura

Fragmento extraído (pinchar para ver mejor)

En el manuscrito Of Plymouth Plantation, podemos extraer el siguiente fragmento en el que explica la noche del 15 de noviembre, día en el que se celebraba el primer Thanksgiving. Según Bradford, esa noche los indios les estuvieron vigilando. Éstos (los europeos) les persiguieron por los bosques, para ver si podían entenderse con ellos o por si habría más esperando para atacarles. El poblado nativo no tenía ninguna intención de atacar, pero los colonos les arrebataron los alimentos y destrozaron todo a su paso. Es entonces cuando aquella tierra pasa a ser Nueva Inglaterra.

En definitiva, se puede concluir que no hubo ni colaboración ni intención de mutua ayuda, ni ninguno tuvo la fiesta en paz esa noche. Los europeos les arrebataron el maíz, los guisantes y otras frutas desconocidas donde los escondieron en los barcos, como nos narra Bradford en su manuscrito. El nuevo continente pasará a tener nuevos inquilinos, donde convivirían puritanos ingleses, holandeses y franceses, entre otros, junto con los verdaderos nativos americanos.

 

Bibliografía:

 

Bradford, W., Of Plymouth Plantation. Gordon College, 2002, p. 162-177.

http://en.wikipedia.org/wiki/Thanksgiving

http://education-portal.com/academy/lesson/governor-william-bradford-writings-role-in-the-first-thanksgiving.html#lesson

 

3 criticas en “Destapando mitos: Día de Acción de Gracias (Thanksgiving)”

  1. VA:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Muy interesante

  2. VA:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Muy completa la historia sobre Día de Gracias me ha parecido bastante ilustrativo en especial que hayas detallado bien lo sucedido la primera celebración de thanksgiving, además de ilustrar muy bien los antecedentes.

  3. VA:R_U [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Muy completa la historia sobre Día de Gracias me ha parecido bastante ilustrativo en especial que hayas detallado bien lo sucedido la primera celebración de thanksgiving, además de ilustrar muy bien los antecedentes.

Escribe una critica