Crítica de la película «El Hobbit: Un viaje inesperado»

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Hola amigos de Harald, hoy vengo a traeros la crítica de la gran última adaptación de una obra de Tolkien: El Hobbit. Con el objetivo de que sea lo más imparcial posible he querido escuchar diferentes opiniones al respecto. Para ser justo me gustaría decir, en su favor, que ha debido de ser muy difícil para el director hacer de un libro para niños una película pensada para un público adulto, y eso supone, en mayor o menor medida, cambios argumentales así como diferentes enfoques de algunos personajes.

Cambios sí, pero siempre con sentido.

Radagast «el Guarro»

Encontraré como muy positiva la inclusión de algunos personajes que no aparecen en el libro, o que, apareciendo, mantienen un papel del todo secundario. Tal es el caso de Radagast el Pardo, un auténtico filón que debía tener más protagonismo en la película del que tiene dentro la novela. Sin embargo, y a pesar de lo simpático del personaje que han creado, el resultado ha sido completamente nefasto. Radagast, Aiwendil como maia, es uno de los cinco magos enviados por los valar a la tierra media para detener a Sauron. ¿Qué supone eso? Para empezar un toque de solemnidad que brilló, totalmente, por su ausencia: Radagast era excéntrico y algo abstraído, pero ante todo era un Istar, y Peter Jackson pecó de atrevido al convertirlo en una parodia de si mismo, un anciano demente al más puro estilo «la vieja de los gatos» (los Simpson), hasta le puso mierda de pajaro en el pelo.

Un Christopher Lee genial.

Pero a eso ya estabamos acostumbrados, la actuación de Lee fue como siempre, impecable. Lee supo captar a la perfección el absoluto desprecio que Saruman sentía hacia Radagast, un planteamiento que, además, sí es fiel a la idea te Tolkien:

«¡Radagast el Pardo!», rió Saruman y no ocultó su desprecio. «¡Radagast, el domesticador de pajaritos! ¡Radagast el Simple! ¡Radagast el Tonto! Sin embargo, la inteligencia le alcanzó para interpretar el papel que yo le asigné.

La Comunidad del Anillo. Tolkien.

Otras actuaciones sobresalientes son las de Ian Mckellen interpretando a Gandalf, Cate Blanchett como Galadriel, Hugo Weaving haciendo de Elrond y, cómo no, Richard Armitage en el papel de Thorin. Mención especial para Martin Freeman quien nos mostró a un Bilbo sorprendente atrayente, que conecta con el espectador desde la primera aparición. Cabe destacar también la animación de Gollum por Andy Serkis, absolutamente genial.

La caída de Erebor de lo mejor. El «Concilio Blanco» de lo peor.

Y aquí están las dos caras de la moneda, de como las aportaciones no originales, en el Hobbit, pueden resultar un éxito o un completo desastre. La conquista de Erebor a modo de preludio ha sido, sin duda, lo que más me ha gustado de la película, un verdadero puntazo que además resalta el relato de Tolkien. Lo del «Concilio Blanco», sin embargo, bien podría llamarse sacrilegio. Este es uno de los cambios que no puedo entender, porque es totalmente irreconciliable con la obra del escritor. El «Gran Bosque Verde» pasó a llamarse Bosque Negro en el año 1050 de la Tercera Edad con la llegada de «el Nigromante». En el año 2063 T.E. Gandalf entra a Dol Guldur obligando al enemigo a retirarse. Desde entonces se mantiene en estricta vigilancia la fortaleza hasta que, en el 2460 T.E., el Nigromante regresa  Tres años después se crea el primer Concilio Blanco con el objeto de resolver que hacer con la creciente amenaza. En el 2851 T.E. Gandalf descubre que bajo la figura de el Nigromante se esconde, en realidad, Sauron.  A partir de ese momento el Concilio se reunirá en multiples ocasiones hasta su disolución en el 2953 T.E.  «El Hobbit» se sitúa en torno al año 2941 T.E., 2000 años después de la primera  aparición del Nigromante y casi 100 del descubrimiento de su verdadera identidad (veremos que se inventan para la próxima película). En el Concilio, además, también se echa de menos la presencia de Radagast el Pardo y Cirdan el Carpintero de Barcos.

Demasiada «epicidad» satura.

Tolkien era amante de las cosas pequeñas, como bien anuncia Gandalf:

He averiguado que son las pequeñas cosas cotidianas de la gente común las que mantienen a la oscuridad acorralada: pequeños actos de bondad y amor.

El Hobbit. Tolkien.

¿Qué quiero decir con esto? Simplemente me sobran escenas. La persecución de los trasgos, la pelea de los gigantes de piedra, la escena de las piñas-granada con los árboles cayendose cual fichas de dominó… todo demasiado exagerado.

Diferencias admisibles con el libro.

Thranduil en su montura real…

La escena de Bilbo y los enanos difiere en gran parte del libro. Bilbo Bolsón es un hobbit educado y siempre trata bien a sus invitados. Los enanos no dejan de ser una visita y Bilbo su anfitrión. A pesar de eso entiendo la complejidad de la situación, algo que parece fácil de entender en un libro, como la cordialidad forzada de Bilbo y su disgusto frente a la situación que se le plantea, y que en la película se presenta con una apatía intencionada por su parte desde un primer momento. También coincido con la mayoría de las críticas en la principal figura antagonista del film: Azog, el orco albino, quien no aparece directamente en El Hobbit, pues ya estaba muerto, y que, considero, podría haberse resuelto de otra manera, aunque he de decir que su papel tampoco chirría demasiado. La escena de los trolls también es diferente, pero totalmente admisible, incluso, me atrevería a decir, más coherente que la original. Lo de Thranduil subido en esa especie de reno gigante, debo confesar, me dejó impactado, y la verdad es que no me disgustó.

Conclusión: tenéis que verla.

Me volví a enamorar de los paisejes, las canciones, los efectos especiales, el vestuario…, de todo lo que hizo grandes a la trilogía de «El Señor de los Anillos», y es que no lo puedo disimular, el trabajo de Peter Jackson me ha cautivado. Sin embargo tampoco puedo mirar hacia otro lado con los grandes errores que ha cometido, por lo que mi nota final es un notable. Estaré con vosotros en las siguientes partes. Espero que esta crítica os haya resultado útil, un saludo.

Escritor/Editor/Redactor: Kyrios Bromios; Narwen Gilfarothiel.

2 criticas en “Crítica de la película «El Hobbit: Un viaje inesperado»”

  1. VN:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    Tienes muchísima razón cuando dices que P. Jackson hizo una parodia de Radagast en la película, y la verdad es que espero que en las siguientes dos películas que completarán la trilogía eso se arregle, porque a mi el personaje en sí me ha encantado.

  2. […] que después de tantos barriles de grog nuestra memoria anda un poco así así os la dejo por aquí AQUÍ por si le queréis echar un vistazo. Hoy os traemos la crítica de la segunda parte de esta […]

Escribe una critica