Bjorn y sus hijos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Hoy, voy a contar una leyenda nórdica que no es de las mas conocidas…historia de celos, traición y muerte. En Uppdales, en el norte de Noruega, había un rey llamado Hring. Tenía un hijo llamado Bjorn. Pero la esposa de Hring (de nombre indefinido) murió. Así que sus consejeros le sugirieron que debía volver a casarse. Estos fueron por todas partes para buscarle al rey una nueva esposa.
En Laponia, conocieron a dos mujeres, madre e hija, llamadas Ingebjorg y Hvit. Hvit era la hija del rey de Laponia, y su madre era la amante del rey. Su belleza era tanta que ella supo que sería la mejor candidata para ocupar el puesto de reina, pero nadie cayó en la cuenta de que esta tía era hábil en brujería y sería cruel si hubiese traición.
Entonces Hring contrajo matrimonio con Hvit. Hvit, por otra parte, estaba más interesada en su apuesto hijastro Bjorn, cuando este creciera.
Cuando su marido partió a la guerra en otro reino, un día ella sugirió que su hijo podría ayudarla con el mando en ausencia del rey, con la real intención de seducir al joven Bjorn. Bjorn mientras tanto, estaba enamorado de su amiga de la infancia, Bera, hija de un rico hombre libre.
Cierto día, Bjorn rechazó las propuestas indecentes de la reina, ella, sumamente enfadada, le transformó en un oso. Él era consciente de la transformación, pero no podía hacer nada al respecto. Así que como un oso, huyó del palacio de su padre para vivir entre los bosques, no muy lejos de las tierras de cultivo del rey.
Nadie sabía que Bjorn había sido transformado por su madrastra, ni donde estaba entonces. Nadie sabía nada del joven príncipe. Pero el rey se dio cuenta de que una especie de animal salvaje estaba acabando con todo su ganado. En efecto, ese era Bjorn, había matado a todos los animales de su padre.
Un bonito día de estos, Bjorn fue hacia la granja del padre de Bera, y ella de inmediato le reconoció, aun estando en el cuerpo de un oso. Este no le hizo ningún daño, por lo que ella le siguió hacia su cueva al caer la noche. Entonces Bjorn volvió a tomar forma humana. Aparentemente, tomaba forma humana de nuevo por las noches, pero durante el día seguía siendo un oso.
Bera estuvo con Bjorn muchas veces, incluso dormía con el, y copularon tanto que al final ella quedo preñada… ¡de trillizos! Su corto momento al día de felicidad sin preocupaciones quedó interrumpido cuando Bjorn se dio cuenta de algo catastrófico: iba a morir al día siguiente.
Bjorn dio instrucciones a Bera: que a su muerte, descubriese lo que se encontraba debajo de su hombro izquierdo y que en ningún momento debía comer la carne del oso, de lo contrario, sus hijos nacerían deformes. También le dio el nombre de sus tres futuros hijos, y la instruyó para cuando cada uno de sus hijos se fortaleciesen, recibiesen su herencia. En un cofre se encontraban las runas que revelarían que parte de la herencia pertenecería a cada uno. Esta herencia se formaba de armas de guerra de hierro con pedrería incrustada. Cada hijo solo podía sacar un arma. El arma que estaba destinada a recibir cada hijo.
A la mañana siguiente, Bjorn volvió a transformarse en oso y abandonó la cueva. Bera quiso presenciar la muerte de su marido. Fue por la mala pécora de Hvit que el rey Hring mandó a buscar y acabar con la supuesta bestia que estaba arrasando con sus tierras y animales. Rastrearon toda la zona hasta que encontraron al oso y lo rodearon. Bjorn acababa de matar a todos los perros y un gran numero de cazadores del rey. Entonces estaba agotado, y aprovecharon para matarle (evidentemente, el padre no sabia que el oso era su hijo…)
Bera, al ya presenciar la muerte de su querido, se dirigió de inmediato al rey como se lo indicó su difunto. Descubrió que debajo del hombro izquierdo se encontraba un valioso anillo, puesto que el rey había traído el cadáver del oso de vuelta al palacio, junto a Bera. Hvit le ofreció un poco de carne cocida, a lo que Bera sospechó que esa carne era la del oso. Ella acepto un poco de mala gana para no comérselo, pero la reina amenazó con castigarla. Entonces Bera comió solo un pedacito de mala gana, pero escupió el resto. Hvit no podía parar de reírse la hija de… cuando Bera salió del palacio.
La pobre viuda volvió a su granja, contándoselo todo a papá. Su embarazo fue un tanto chungo, y como predijo Bjorn, sus hijos saldrían deformes si ella comía de su carne.
Al comer solamente un cachitín de carne, le salieron medio deformes. El primero que nació, Elk-Frodi, por encima del ombligo era un ser humano normal, pero por debajo, era un alce (¡pobre chaval…y pobres amantes xD madre mía!). Thorir, el segundo, sólo presentaba deformidades en sus pies, ¡ya que tenia pies de perro cazador! Pero a parte de eso, era muy, muy hermoso y tal, vaya, un jamonazo. Fue apodado como Thorir Pies de Perro. El último hijo fue Bodvar, y misteriosamente, no era deforme. Cada uno de ellos era extraordinariamente fuerte, pero sin duda, Elk-Frodi era el más fuerte de los tres.
Elk-Frodi fue el primero en abandonar el hogar cuando ya era suficientemente mayor. Así que su madre le instruyó para que cogiese su herencia de la cueva del oso. Frodi estaba entre la espada larga o el hacha, pero como habían dicho las runas, le tocó desgraciadamente la espada corta. Frodi decidió vivir en la montaña, donde podría atacar y robar a los viajeros.
Thorir decidió partir algún tiempo después, a lo que también fue a la cueva, para quedarse con el hacha: tampoco pudo apropiarse de la espada larga. Fue a visitar a su hermanito a la cueva, donde Frodi le trató hospitalariamente cuando le reconoció, y le ofreció su riqueza. Pero Thorir se negó. Así Frodi aconsejó a su hermano para que fuese a Gautland, porque el rey había muerto recientemente. La gente solo aceptaría un nuevo rey, el único que se merece sentarse en el trono. Thorir hizo lo que su hermano le dijo y se convirtió en el rey de los Gauts. Thorir Pies de Perro fue un rey fuerte y valiente, siempre saliendo victorioso en las batallas.
Bodvar fue el que permaneció más tiempo junto a su madre. Cuando Bodvar cumplió dieciocho, preguntó a su madre que quién fue su padre, así que ella le dijo todo lo que paso con Bjorn y el porque de que sus hermanos nacieran así. Bodvar dijo que su padre debería ser vengado y que él mismo lo haría por sus hermanos. Bera advirtió a su hijo que no debía permitir que Hvit le lanzase ningún conjuro.
Así que Bera y Bodvar fueron a visitar al rey, y le contaron la verdad sobre el destino de su hijo-oso, y la maldad de la bruja de su mujer. Hring ya se había dado cuenta de lo que había sucedido, pero eligió no mencionar el tema, ya que aún amaba a Hvit. Hring hace a Bodvar heredero a su muerte si perdonaba a su esposa.
Desde que Hring se negó a tomar medidas y expulsar a su reina del reino Bodvar decidió actuar. Entró en la cámara de la reina y le cubrió la cabeza con un saco, luego la golpeó y arrastró su cuerpo por la calle hasta que murió. Hring fue el único que lloro por la muerte de su esposa, pero nadie nunca supo nada más de él.

Así acaba esto, un final que te deja un poco con ganas de mas, pero no se sabe mucho mas sobre esta historia, de hecho, encontrar información sobre esto ha sido difícil (y traducirla con un esguince en la mano, mas aun D:)

Escritor/editor/redactor:  beerseker

Una critica en “Bjorn y sus hijos”

  1. VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

    ¡Wow!
    El post me ha encantado Claudia 🙂 Nice job!
    Menudo culebrón vamos xD Y me parto con las aclaraciones xD
    Estos vikingos copuladores…

Escribe una critica