Angelología, el estudio de los ángeles (I).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

La angelología es un estudio complicado, pues no existe una fuente concreta que nos proporcione información sobre el mundo de los ángeles. La documentación que tenemos sobre ellos procede de la Biblia, la Torah, el Corán y otros libros sagrados. Aún así, indiferentemente de nuestras creencias, los ángeles siempre han suscitado interés y curiosidad al considerarlos una especie de guardianes del hombre. Como la angelología es un campo muy extenso, lo dividiré en varias entradas.

Para empezar, preguntémonos qué es un ángel; un ángel es un ser inmaterial, de apariencia humana, generalmente representado con dos grandes alas blancas plumosas, rodeado de un aurea de luz. El deber de un ángel es servir a Dios y guiar, ayudar o proteger al hombre como ángel de la guarda. Siempre han sido considerados seres puros, buenos y hermosos. Son el puente entre Dios y el ser humano. Son seres asexuados, y su divinidad no depende de sus actos, sino de su propia naturaleza celestial.

La palabra ángel, en castellano, viene del latín angelus, que a su vez procede del griego angelos; en resumen, ángel significa mensajero. En hebreo se dice malak, al igual que en árabe.

lucifer

Supuestamente, los ángeles no han existido desde siempre, sino que fueron creados por Dios. Son seres inmortales, no nacen ni mueren, y no están sujetos a ningún padecimiento.  Son incorpóreos, pero son capaces de adquirir forma humana, camuflándose como simples hombres; pero también pueden aparecen como seres resplandecientes. Un ángel puede volar sin necesidad de alas, de hecho en las Sagradas Escrituras no se menciona nada de ello, pero para el hombre era más fácil asociar el vuelo a las alas de las aves.

Quizás, como cultura occidental, siempre hemos oído la historia de que Satanás fue un ángel una vez; un ángel caído. Antes de ser conocido como Satanás se llamaba Lucifer (Luzbel), el ángel más brillante y bello de todos. Lucifer era un querubín músico, quien más alababa a Dios, por encima del resto de ángeles. Lucifer, junto con sus acólitos, quiso ser como Dios, y por su soberbia fue desterrado del cielo. Desde entonces, empezó a ser conocido como Satanás, que quiere decir adversario o enemigo. En el cristianismo, Satanás y Lucifer son dos nombres para mismo ser, mientras que en el judaísmo encarnan a dos entes distintos.

Lo más interesante de la angelología, quizás, es la jerarquía de los ángeles. Nuestra cultura occidental está acostumbrada a la angelología cristiana, por lo que serafines, querubines y, sobre todo, arcángeles, son más que conocidos para nosotros. En la jerarquía cristiana se divide en otras tres jerarquías: Primera jerarquía, Segunda Jerarquía y Tercera Jerarquía.

Dentro de la Primera Jerarquía tenemos:

  • Los serafines son los seres más “cercanos” a Dios, ya que están hechos de su esencia. Por lo tanto, ocupan el más alto puesto La palabra serafín proviene del griego saraph, es decir, “ser de fuego”, que latinizado pasó a ser seraphim, y así hasta la palabra en español. Los serafines poseen tres pares de alas, seis en total: son seres de tal belleza que con las superiores se tapan la cara, con las de en medio vuelan y con las inferiores se cubren la cara. Según el judaísmo, los serafines son representados como serpientes doradas con seis alas. Rodean el trono de Dios mientras cantan “Kadosh, Kadosh, Kadosh” (Santo, Santo, Santo). Por lo tanto, representan el coro más alto de ángeles. Los serafines son símbolos de fuego, energía, perpetuidad y belleza. Algunos gnósticos creen que los serafines fueron las llamas que destruyeron Sodoma y Gomorra.

serafin

  • Los querubines son el siguiente grupo de ángeles, por lo que se encuentra dentro del segundo coro. La imagen que tenemos de un querubín es la de un bebé rollizo, sonriente, con dos pares de alas en la espalda. La palabra querubín viene del hebreo cherub, que en hebreo sería cherubim, una grafía muy parecida a la nuestra. Su significado es “los que están cerca”, es decir, “los segundos”. También se asocian a los carruajes, ya que al viajar juntos forman una especie de carroza “alada”.

querubines

  • Los tronos u ophanim pertenecen al tercer coro y están estrechamente relacionados con las acciones humanas. También son los constructores del orden universal y su misión es la de sostener el trono de Dios, de ahí su nombre. También se les conoce como Espíritus de las estrellas y simbolizan la perseverancia. Los tronos son representados con grandes alas circulares multicolores.

ophanim

Escritor/Editor/Redactor: Kerstin Stanne. 

Angelología, el estudio de los ángeles (I)., 5.0 out of 5 based on 1 rating

Escribe una critica