La pintura de John William Waterhouse

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

John William Waterhouse

La Hermandad Prerrafaelita fue una asociación de artistas ingleses de mediados del siglo XIX. Desgraciadamente, esta hermandad duró apenas dos años, pero su influencia será decisiva para la posterior pintura británica. Estos pintores seguían una serie de patrones y características, en muchos casos similares a otros movimientos de la época tales como el romanticismo. Sin duda, uno de los pintores prerrafaelitas más destacados es John William Waterhouse, cuya “Dama de Shalott”  se ganó la fama en el mundo entero.

Waterhouse nació en Roma, la cuna del arte, en 1849. Su padre era un pintor afincado en Italia desde hacía varios años, que enseñó a su hijo todas sus técnicas pictóricas. Años más tarde se mudan a Inglaterra, donde Waterhouse ingresa en la Royal Academy Schools de Londres. Pronto adquiere relativa fama allí, llegando sus primeras obras a ser expuestas en la Sociedad de Artistas Británicos y la Dudley Gallery. A los veintiocho años vuelve a su tierra natal, donde se impregna de la cultura y tradiciones romanas. Sus cuadros eran expuestos anualmente en los mejores museos de Londres, y es nombrado socio y académico de la Royal Academy. Estando casado, conoce a una modelo, cuyo nombre se cree que fue Muriel Foster, que comienza a posar para sus más famosos cuadros. A principios del siglo XX empieza a ser patrocinado por el financiero Alexander Henderson, y, en 1917, muere en Londres.

La temática de las obras de Waterhouse cambia en función de la etapa en la que vive. Así pues, durante sus primeros años realiza los cuadros de temática clásica e historia antigua, influenciados por su viaje a Italia. La segunda etapa contiene cuadros de carácter literario, donde predomina la mitología arcaica. Por último, llega hasta su persona el movimiento impresionista, lo que hace cambiar su temática a una más relajada y de colores más claros y brillantes en la última etapa de su vida. Tuvo mucha influencia en él el neoclasicismo victoriano, los pintores prerrafaelitas como Rossetti, el pintor neerlandés Alma-Tadema, y el movimiento impresionista mencionado con anterioridad. Con un estilo fino y misterioso, claramente romántico, a este pintor se le encuadra en el movimiento nacido a partir de la poesía del francés Charles Baudelaire, el llamado simbolismo. Pictóricamente se puede destacar el uso de colores fuertes para remarcar el sentido onírico de lo sobrenatural, la temática romántica de lo antiguo e irracional, y el deseo de crear una pintura no supeditada a la realidad, en donde cada símbolo tiene una concreción propia en la aportación subjetiva del espectador y del pintor.

Estoy absolutamente segura de que los cuadros de este pintor italobritánico os van a encantar, así pues, os dejo con una pequeña selección de sus cuadros más famosos.

Escritor/Editor/Redactor: Marta Sacri

La pintura de John William Waterhouse, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Escribe una critica